dreamair

TAP Express pondrá en marcha un ‘puente aéreo’ entre Lisboa y Oporto

TAP Express será a partir del 27 de marzo la nueva marca que sustituirá a Portugalia Airlines (PGA). La aerolínea contará a partir de julio una flota totalmente renovada de 17 aviones, de los que ocho serán ATR 72 y nueve del modelo Embraer 190. Tendrá un avión más que en la actualidad y el valor total de la flota rondará los 400 millones de euros.

Con esta flota TAP Express confía en posicionarse como una de las aerolíneas regionales más eficientes de Europa. Los ATR 72 tienen una capacidad de 70 pasajeros y los Embraer 190 de 110 asientos. En conjunto, se ofertará un 47% más de plazas que la flota actual de PGA. La edad media de la flota será de dos años.

La integración de estos aviones será posible gracias a la cooperación entre TAP y la aerolínea brasileña Azul, que cuenta con la mayor flota mundial de aviones ATR y Embraer.

Puente aéreo entre Oporto y Lisboa

La nueva flota de TAP permitirá crear un puente aéreo que conectará Oporto y Lisboa, con vuelos cada hora a partir de 39 euros el trayecto a partir del próximo 27 de marzo. Se ofrecerán al día 16 vuelos de ida y vuelta con los aviones de TAP Express, a los que ocasionalmente se podrá añadir algún A320 en los picos de mayor demanda. La aerolínea informa en un comunicado que se establecerán zonas de chequeo y puertas de embarque rápido.

TAP

TAP

El pasado mes de julio un consorcio encabezado por David Neeleman, dueño de la compañía brasileña Azul, pasó a controlar TAP Portugal, pues el Gobierno privatizó el 66% del capital. Según publicó el diario El País, Neeleman, al ser ciudadano extracomunitario no podía «poseer más del 49,9% de la empresa, pero sorteó ese condicionante asociándose al portugués Humberto Pedrosa, dueño de las líneas de autobuses Barraqueiro, y la decimoquinta fortuna de Portugal. Pedrosa tiene el 50,01% del consorcio creado con Neeleman».

Fernando Pinto, CEO de TAP, se mostró convencido de que las reformas introducidas en la compañía la pondrán en la senda de la rentabilidad. Recordó que se ha cursado un pedido para adquirir 53 nuevos aviones y que se van a invertir 60 millones de euros en modernizar el equipamiento interior de los aviones, además de destinar otros 11millones a equipar los 12 A320 de la compañía con el dispositivo ‘sharklet’ en la punta de las alas, que reduce un 4% el consumo de combustible. Otra inversión de dos millones de euros se destinará a la plataforma digital y de reservas de vuelos.