El Aeropuerto argentino de Córdoba ya opera con el nuevo sistema ILS Categoría III

Ministerio de Transporte de Argentina

El Ministerio de Transporte junto a la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA) continúa con las mejoras en diversos aeropuertos del país. La última mejora ha correspondido al Aeropuerto de Córdoba, que a finales del pasado mes de febrero puso en servicio el nuevo sistema de aterrizaje por instrumentos que permite el aterrizaje de las aeronaves aunque haya baja visibilidad.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Manteniendo el desarrollo y la inversión en tecnología para brindar mayor seguridad operativa como uno de los ejes centrales de trabajo, el Ministerio de Transporte nacional a cargo de Mario Meoni, en conjunto con la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), presidida por Gabriela Logatto, instaló, verificó y puso operativo el nuevo sistema de aterrizaje por instrumentos en el Aeropuerto Internacional Ingeniero Ambrosio Taravella de la provincia de Córdoba.

El ministro Mario Meoni manifestó que la inversión efectuada en Córdoba «es una de las muchas que tenemos proyectadas para todos los aeropuertos nacionales durante los próximos tres años. Obras necesarias que forman parte de un Plan de Modernización del Transporte para llevar nueva tecnología y mejor infraestructura a todas las provincias. Los argentinos merecen un sistema de transporte de calidad que les permita viajar seguros».

Por su parte, la presidenta de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), Gabriela Logatto, dijo que «la instalación y puesta en servicio de un nuevo ILS en el Aeropuerto de Córdoba, con capacidad de operar en Categoría III, con mejores prestaciones y mayor seguridad, es una gran noticia que nos alienta a seguir trabajando para brindar cada día un mejor servicio».

El nuevo Sistema Instrumental de Aterrizaje (ILS) instalado en la cabecera 19 del Aeropuerto de Córdoba, reemplaza al anterior que tenía 23 años de antigüedad. Esta capacidad representa un beneficio directo para la operatividad del aeropuerto, que podrá continuar recibiendo vuelos aún con muy baja visibilidad en superficie. También se incorporó un transmisor de señales DME que permitirá a las tripulaciones conocer con exactitud su cercanía y distancia al aeropuerto.

La instalación del ILS Categoría III de Córdoba requirió el reemplazo total de las antenas, la construcción de nuevas bases de hormigón, casetas en las cuales se instalan los equipos y el tendido de enlaces tanto de fibra óptica, como radioeléctricos entre éstas y la torre de control del aeropuerto. Desde allí, el personal de soporte técnico puede realizar diferentes configuraciones y comprobaciones. De igual modo, el personal de control aéreo de tránsito aéreo puede conocer el funcionamiento de los equipos.

Una vez concluida la instalación y comprobado el funcionamiento inicial de los transmisores y las antenas del nuevo sistema, se realizó la verificación en vuelo y los datos obtenidos permitieron realizar los ajustes necesarios para la puesta en servicio.