El Prat de Llobregat, contrario a la ampliación de la tercera pista del Aeropuerto de Barcelona

Vídeo de ElPrat.tv

El Ayuntamiento de El Prat de Llobregat, ha divulgado en su web una noticia según la cual más de 3.400 personas y 190 entidades de toda Cataluña ya se han sumado al manifiesto «Preservamos el Delta. Protegemos el clima. No a la ampliación del aeropuerto», que se inspira en una declaración municipal.

Entre las entidades que se han sumado, figuran colectivos y asociaciones del Prat de diferentes ámbitos (ecologistas, sociales, culturales y de cultura popular, deportivas, de ocio …), así como organizaciones de todo el país.

El manifiesto recoge los contenidos de la declaración institucional que se aprobó ayer en el pleno municipal del Prat de forma unánime por parte de todos los grupos políticos que tienen representación (El Prat En Común, PSC-CP, ERC, Ciutadans y Podemos) .

La declaración insta Aena a abandonar «unas políticas desarrollistas que no obedecen al actual contexto de emergencia climática» y que tampoco se ajustan a las normativas medioambientales europeas. Se advierte que destruir [el paraje natural de] la Ricarda «supondría un desastre natural, agrícola y patrimonial sin paliativos», y más aún en un contexto de emergencia climática. La Ricarda es la zona más virgen de los Espacios naturales del delta del Llobregat, de un valor insustituible, y está protegida por normativas medioambientales catalanas, españolas y europeas.

Como alternativa a la propuesta de Aena, la declaración urge al gobierno catalán y español a diseñar un «verdadero sistema aeroportuario catalán, que pase por convertir Girona en la cuarta pista del aeropuerto del Prat», un planteamiento que rechaza el presidente de Aena, Maurici Lucena. Los grupos municipales del Prat exigen inversiones en transporte ferroviario, que faciliten la conexión entre el Prat y Girona y entre estas infraestructuras y Barcelona.

Además, la declaración constata que el aeropuerto de Barcelona-El Prat es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero en el delta del Llobregat y en el Área Metropolitana de Barcelona y que, por tanto, debe ser un actor clave en la reducción de dichas emisiones. La declaración también apuesta por minimizar el impacto acústico del aeropuerto que sufren las poblaciones del Prat, Viladecans, Gavà o Castelldefels.

El texto también reclama a todas las administraciones reforzar su protección de los Espacios Naturales del Delta del Llobregat, así como del Parque Agrario, apoyando a la agricultura que trabaja, fomentando así también la «soberanía alimentaria en nuestros pueblos y ciudades».