dreamair

Aena adjudica a Ferronats la gestión del tráfico aéreo del Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia

Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia

El Consejo de Administración de Aena Sociedad Concesionaria del Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia (AIRM) ha aprobado hoy la adjudicación del servicio de control de tráfico aéreo en el AIRM a Ferronats.

El importe de la adjudicación es de 7.894.990 euros y el contrato tendrá una duración de 8 años desde el inicio efectivo del servicio, prorrogables por uno más. El número de controladores habilitados encargados de este servicio será de 8, uno de los cuales será el Jefe de Torre.

En la actualidad Ferronats (participada por Ferrovial y NATS, el proveedor británico de servicios de navegación aérea) presta este servicio habitualmente denominado control de torre en los aeropuertos de A Coruña, Alicante-Elche, Ibiza, Jerez, Madrid-Cuatro Vientos, Sabadell, Sevilla, Valencia y Vigo. Con este contrato Ferronats suma un total de 123 controladores dedicados al servicio de control de tráfico aéreo.

El adjudicatario tendrá que obtener la designación como proveedor de servicios de tránsito aéreo por parte de  la Dirección General de Aviación Civil, previo informe favorable de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), y habilitar a su personal de control en la torre de control del AIRM.

La labor de control de aeródromo, que es la que Ferronats realizará desde la torre del AIRM, abarca la fase en que los aviones entran y salen del aeropuerto, es decir, la fase final de descenso y la inicial de despegue, así como el movimiento de las aeronaves en tierra.

Este servicio, junto con la certificación del aeropuerto por parte de la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), es uno de los hitos fundamentales para la puesta en servicio del AIRM. El proceso de certificación de la infraestructura aeroportuaria es complejo y requiere diversos trámites, e implica a diferentes organismos.

Aena trabaja para poner en explotación el AIRM lo antes posible, siempre garantizando que las instalaciones cumplen los más estrictos niveles de seguridad, que disponga de todas las licencias y permisos que sean preceptivos por Ley, y que esté en condiciones de dar un servicio de calidad a los pasajeros y a las compañías aéreas.