dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

Primera misión del 47 Grupo Mixto de Fuerzas Aéreas en la base afgana de Herat

El Boeing 707 del Grupo 47, al llegar al aeropuerto de Herat

El pasado 17 de abril, el avión T.17-2 (B707) del 47 Grupo Mixto de Fuerzas Aéreas tomó tierra por primera vez en Herat (Afganistán), realizando una misión de aeroevacuación sin escalas entre la zona de operaciones y territorio nacional, según ha revelado hoy el Ministerio de Defensa.

 

Las mejoras llevadas a cabo en la pista y en los medios de la Base de Apoyo Avanzado (FSB) del Ejército del Aire en Herat han permitido realizar este primer vuelo, que pone de manifiesto un avance significativo en la capacidad de aerotransporte del Ejército del Aire entre España y la zona de operaciones de Afganistán.

Desde el punto de vista operativo, la misión consistió en la repatriación, en un tiempo inferior a las 24 horas, y en vuelo directo, de dos militares españoles integrados en uno de los Equipos de Mentorización y Enlace (OMLT) en Afganistán que habían sufrido un accidente de tráfico.

Los implicados en el dispositivo trabajaron sin cesar 22 horas

Una vez activados por la Jefatura de Movilidad Aérea del Mando Aéreo de Combate, en un tiempo récord se planificó una operación aérea que supondría una actividad ininterrumpida de tripulaciones y equipos médicos cercana a las 22 horas.

Los procedimientos de actuación en vigor entre el 47 Grupo y la Unidad Médica de Aeroevacuación (UMAER) se pusieron en marcha consiguiendo la configuración del avión en su versión medicalizada y la preparación de las tripulaciones y equipos de aeroevacuación en un tiempo inferior a las 3 horas.

A través de la Sección de Relaciones Internacionales del Estado Mayor del Aire se gestionaron las autorizaciones de sobrevuelo necesarias para realizar una ruta directa, lográndose en pocas horas autorizaciones en países que normalmente requieren una antelación en la solicitud de 20 días.

El apoyo recibido por parte del personal de la FSB de Herat en medios en plataforma, repostado de combustible, traslado de los heridos, etc. confirmó la capacidad de la Base y de su personal para permitir la operación de este tipo de aviones.

Con el esfuerzo de todos, se completó el vuelo sin novedad y una vez en tierra, los heridos fueron trasladados al Hospital Central de la Defensa para continuar su tratamiento.

Edición: José Fernández – Foto: Ministerio de Defensa