Las baterías del Solar Impulse sufrieron daños irreversibles por sobrecalentamiento

El personal de la organización traslada el avión a un hangar
El personal de la organización traslada el avión a un hangar, tras aterrizar en Hawai

Tras vuelo oceánico récord de casi cinco días (117 horas y 52 minutos) que realizó el Solar Impulse 2 a principios de mes entre Japón y Hawai, el avión será objeto de reparaciones ya que las baterías han sufrido daños causados ​​por el sobrecalentamiento.

Según un comunicado de la organización, durante el primer ascenso al inicio del vuelo de Nagoya a Hawai, la temperatura de la batería aumentó demasiado debido al sobreaislamiento, sin que se pudiese disminuir la temperatura durante el resto del vuelo, ya que cada ciclo diario requería un ascenso a 28.000 pies  de altura y descender en horas posteriores para gestionar la energía almacenada.

El daño a ciertas partes de las baterías es irreversible y requerirá reparaciones y reemplazos que tardarán al menos entre dos y tres semanas en solucionarse. En paralelo, el equipo de ingenieros de Solar Impulse está estudiando varias opciones para una mejor gestión del proceso de calentamiento y enfriamiento durante los vuelos de larga duración.

Solar Impulse comenzó en Abu Dhabi a principios de marzo, la vuelta al mundo en 12 etapas, de las que ya se han realizado ocho, cubriendo una distrancia de casi 18.000 km.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest