dreamair

El sistema de navegación aérea de España contribuye a la eficiencia del tráfico aéreo

El vicepresidente de la Comisión Europea y máximo responsable de Transportes, Siim Kallas, ha asegurado hoy en Chipre durante la conferencia de los Estados Miembros de la UE sobre Cielo Único, que los sistemas de Navegación Aérea de España y Portugal, son los que más contribuyen a la eficacia de la gestión del tráfico aéreo en Europa.

Según Kallas, España y Portugal han contribuido a lograr los objetivos de reducción de costes establecidos en el sistema de evaluación de rendimientos que marca la Comisión Europea. Cabe señalar que países como Francia, Alemania o Reino Unido no han alcanzado los objetivos de reducción de costes esperados.

Estas palabras del comisario de Transportes de la Comisión Europea corroboran que España está cumpliendo con el Plan Nacional de Rendimientos, en el que se establecen los indicadores de capacidad y coste-eficacia de cada Estado para el periodo 2012-2014.

Descensos de un 70% en los retrasos del espacio aéreo español

Si la Navegación Aérea en España se está poniendo como modelo de eficiencia de la gestión del tráfico aéreo es gracias al esfuerzo realizado en todo lo que va de año; por ejemplo, en los meses de junio, julio y agosto se han reducido las demoras de navegación aérea en el espacio aéreo español en un 70% con respecto a las mismas fechas de 2011 lo que se traduce en una demora media por vuelo inferior al minuto.

Las demoras de navegación aérea son aquellas que se generan durante la gestión del vuelo en el espacio aéreo, tanto en la fase de vuelo en ruta, donde han disminuido un 73%, como en la fase de aproximación al aeropuerto donde el descenso ha sido de un 55%.

Fuente: Aena

Fuente: Aena

Cabe recordar que muchos de estos objetivos logrados son gracias a la implantación de medidas operativas y de recursos humanos de navegación aérea para adaptar el servicio a la demanda. Estas medidas han permitido reducir el número de horas de actividad de los controladores en un 4,3% y adaptar el servicio a la demanda del tráfico, dando como resultado una gestión de los recursos de manera más eficiente.