dreamair

Domingo Ureña dimite como responsable de Military Aircraft por los retrasos de producción de A400M

A partir del 1 de marzo el cargo lo desempeñará Fernando Alonso

Fernando Alonso / Airbus

Fernando Alonso / Airbus

Airbus Defence and Space ha nombrado a Fernando Alonso, de 58 años, Director de la unidad de negocio Military Aircraft, con efecto a partir del próximo 1 de marzo. Bernhard Gerwert, consejero delegado de Airbus Defence and Space, asumirá hasta entonces esta responsabilidad. Fernando Alonso reemplazará a Domingo Ureña-Raso (56), que ha presentado su dimisión.

Fernando Alonso trabaja en Airbus desde hace muchos años y tiene un profundo conocimiento del A400M, así como de los demás programas de aviones militares. Fernando Alonso ha ocupado el cargo de Director de Ensayos en Vuelo en Airbus desde 2007.

Aparte de los cambios en los puestos directivos se reestructurará el programa del A400M.
Estos cambios organizativos tienen por objeto permitir operaciones más eficientes dentro de la División Airbus Defence and Space, al tiempo que harán posible que el programa del A400M, así como su industrialización, estén en condiciones de abordar las deficiencias que presenta actualmente:

1.- La responsabilidad de todas las actividades relacionadas con la industrialización pasará de Military Aircraft a la organización de Operaciones de la División, dirigida por Pilar Albiac-Murillo.

2.- Las actividades relativas al programa, tales como el desarrollo y entregas a los clientes, seguirán siendo competencia de la unidad de negocio Military Aircraft bajo la dirección de Rafael Tentor, actualmente Director del programa del A400M.

Fabricación del A400M de Malasia, en la línea de ensamblaje de Sevilla

Fabricación del A400M de Malasia, en la línea de ensamblaje de Sevilla

«Espero que el nuevo equipo aborde rápidamente las deficiencias existentes de la manera más eficiente posible», afirmó Bernhard Gerwert, CEO of Airbus Defence and Space. «Todos los pilotos que han volado el A400M hasta ahora alaban las capacidades del avión. Sin embargo, no hemos logrado resultados al nivel que se esperaba de nosotros por lo que se refiere, en particular, a la integración de capacidades militares y al aumento de la producción industrial. Esta situación no es de recibo y debemos encontrar una solución. Somos plenamente conscientes de hasta qué punto las naciones cliente dependen de este nuevo avión de transporte militar, por lo que nos tomamos muy en serio sus preocupaciones. Nos esforzaremos al máximo para superarlas de modo que nuestros clientes reciban los aviones que necesitan en el menor plazo posible».

El avión en servicio muestra buenos resultados y rinde por encima de sus especificaciones en su rol estratégico y logístico.

Las capacidades militares de suministro aéreo, sistema de manipulación de carga, subsistemas de defensa (Defensive Aids Subsystems – DASS), así como el repostaje en vuelo mediante pértiga, serán integradas en la segunda mitad de 2015, tras la certificación y cualificación de cada una de estas capacidades. Los ensayos en vuelo de estas capacidades están en una fase avanzada y muestran un buen progreso. Otras capacidades militares adicionales se integrarán gradualmente hasta 2018, conforme a lo acordado contractualmente.

Con respecto al potencial impacto financiero del nuevo calendario de entregas, éste se encuentra bajo estudio –como se informó en noviembre– y sus conclusiones se comunicarán en la presentación de la cuenta de resultados del Grupo el próximo 27 de febrero de 2015.