dreamair

El satélite PerúSAT-1 suministra la primera imagen

Imagen de la mina Cuajone, captada por PerúSAT / CONIDA

Imagen de la mina Cuajone, captada por PerúSAT-1 / CONIDA

El satélite PerúSAT-1, diseñado y construido por Airbus Defence and Space, la segunda compañía mundial de tecnología espacial, ha suministrado sus primeras
imágenes tras haber sido lanzado con éxito desde Kourou el pasado 16 de septiembre.

«Construimos PerúSAT-1 en un tiempo récord de menos de 24 meses, y ahora, después de completar las maniobras orbitales para alcanzar su órbita operacional a una altitud de 695 km, ha suministrado su primera imagen a CONIDA, la Agencia Espacial Peruana. Me gustaría dar las gracias a todos los equipos por el esfuerzo que han hecho para alcanzar el más reciente hito», declaró Nicolas Chamussy, Responsable de Space Systems.

PerúSAT-1, construido por Airbus Defence and Space, el primer exportador mundial de satélites de observación de la Tierra, está basado en la plataforma compacta y altamente versátil AstroBus-S, que integra un avanzado sistema de instrumento óptico de carburo de silicio con una resolución de 70 centímetros. Captará imágenes que se utilizarán en agricultura, planificación urbana, control de fronteras y de tráfico de estupefacientes, y apoyará la gestión de ayuda humanitaria y la evaluación de desastres naturales, entre otras aplicaciones.

Desde ahora y hasta final de año se llevarán a cabo exhaustivas pruebas en órbita desde el Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales (CNOIS) construido por Airbus Defence and Space, ubicado en Pucusana, al sur de Lima, para garantizar que todos los subsistemas operan correctamente. A continuación, el sistema de satélite PerúSAT-1 se pondrá en servicio y se entregará oficialmente al cliente CONIDA, y a sus ingenieros y técnicos, que ya cuentan con la formación integral requerida.

Construido en un tiempo récord de menos de 24 meses, PerúSAT-1 es actualmente el más potente satélite de observación de la Tierra operado desde Latinoamérica. PerúSAT-1, resultado de un acuerdo gubernamental entre Perú y Francia, no solo ofrece al Perú una capacidad soberana, sino que también desempeñará un papel clave a la hora de aportar a su sociedad los beneficios del espacio.