Entregan un premio por la paz en la fábrica de Sabadell que sirvió para ensamblar los I-15 «Chato»


Sirvió para fabricar aviones de guerra, después para producir tejidos y ayer, para entregar un premio pacifista. En efecto, una de las naves de la antigua fábrica Baigual i Llonch, ubicada en Sabadell, fue el escenario en el que se realizó la entrega del premio Memorial Joan XXIII per la Pau al periodista sabadellense Plàcid Garcia-Planas Marcet, jefe de redacción de internacional del diario La Vanguardia, ya que hace años cubrió varios conflictos bélicos como las guerras de la antigua Yugoslavia, de Irak y Afganistán.