dreamair

Un helicóptero al servicio de las carreras ilegales de coches de extranjeros en Cataluña

Los agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra de la comisaría de la Bisbal d’Empordà, cerca de la frontera con Francia, denunciaron el pasado 27 de mayo, al conductor de un vehículo Rolls Royce como presunto autor de un delito de falsedad documental. El pasado día 23 de mayo, una patrulla de mossos tuvo conocimiento que por la Bisbal d’Empordà circulaba un coche de lujo escoltado por dos motocicletas y un helicóptero.

Los agentes localizaron la comitiva y después los pararon en el punto kuilométrico 9 de la carretera C-66. Los policías observaron como los vehículos iban conectados mediante aparatos walkie talkie. Mientras hacían las comprobaciones, el helicóptero que acompañaba los vehículos estuvo sobrevolando el control durante unos minutos, para marchar del lugar poco después.

 


Los mozos pidieron la documentación a los conductores, tanto de las dos motocicletas como del turismo, y constataron como el turismo Rolls Royce no tenía ningún tipo de documentación. Por eso inmovilizaron el vehículo en espera de poder saber quién era el titular del mismo.

Los agentes averiguaron que todos los implicados estaban filmando unas imágenes publicitarias para promocionar, por internet, la carrera conocida como Gumball 3000.

El Grupo de Búsqueda y Documentación del área Regional de Tránsito de Girona inspeccionó la documentación del vehículo y comprobó que la persona encartada tenía seis vehículos más en territorio gerundense, que estaban correctamente documentados.

Por este motivo se denunció, el día 27 de mayo y después de todas las comprobaciones pertinentes, el conductor del turismo de lujo por un delito de falsedad documental.

El denunciado, del cual no constan antecedentes, fue emplazado para declarar ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de La Bisbal d’Empordà cuando el juez lo requiera.

Precisamente el pasado viernes 27 de mayo, los policías del área Regional de Tránsito de Girona montaron un dispositivo de control por los vehículos participantes en la carrera de vehículos de lujo Gumball 3000. El resultado fue: denunciados administrativamente 5 vehículos de alta gama, 3 por conducción temeraria 1 por conducción negligente y uno para circular sin moderar la velocidad.