dreamair

Las compañías que forman Star Alliance se reúnen en Barcelona

De izquierda a derecha, Ferran Soriano, presidente de Spanair, Jaan Albrecht, presidente de Star Alliance, y Artur Mas, presidente de la Generalitat / Foto: Montse García

Los presidentes y consejeros delegados de las compañías que forman Star Alliance han celebrado ayer y hoy una cumbre en Barcelona mediante la cual se ha querido lanzar en mensaje de que tiene la firme intención de convertir el aeropuerto catalán en un hub (centro de conexión de vuelos) internacional.

Para ratificar el compromiso, hoy han sido recibidos por el presidente de la Generalitat, Artur Mas. El anfitrión de la reunión ha sido Spanair, cuyo presidente, Ferran Soriano, promueve el citado hub desde que está al frente de la aerolínea.

 


Durante este tiempo Star Alliance ha identificado los mercados que ofrecen mayores posibilidades de crecimiento y que se localizan en Asia y América del Sur. «Estos mercados representan « la mejor oportunidad para vuelos intercontinentales desde Barcelona. Existe y auna gran demanda y se encuentra en una posición geográfica idónea para captar tráfico de conexión a estos mercados », comentó Soriano.

La recuperación mundial del transporte aéreo ha beneficiado a Barcelona, lo cual acrecienta el proyecto. Sobre tras comprobarse que las aerolíneas de Star Alliance han registrado un crecimiento en Barcelona del 8%, hasta alcanzar los 7,5 millones de pasajeros transportados en 2010. En cambio, Oneworld y Sky Tream han perdido terreno.

El objetivo es incrementar la oferta de conexiones. « Nuestro objetivo es incrementar la conectividad en función de la demanda. Cuanto mayor sea la estructura, mayor será el negocio. Nuestro objetivo es unir Alemania, Austria, Bélgica, Suiza y Reino Unido con España, especialmente con Barcelona », explicó el consejero delegado de Lufthansa, Christoph Franz.

Por su parte, el vicepresidente de Alianzas de United Airlines, Mark F. Schwab, subrayó que « una de la ventajas competitivas que ofrece el aeropuerto de Barcelona con la nueva terminal es que se acortan los tiempos de conexión que realiza el viajero y la experiencia del tránsito es más sencilla. Es un factor que hay que aprovechar ».