dreamair

Mueren los tres ocupantes de una avioneta del Aeroclub Barcelona Sabadell al estrellarse en Madrid

Tres hombres de entre 20 y 30 años han fallecido hoy al estrellarse a mediodía un avión Cessna 172 del Aeroclub Barcelona Sabadell, matrícula EC-JSM, entre las poblaciones madrileñas de Perales de Tajuña y Valdilecha. El avión había despegado del Aeropuerto de Sabadell y se dirigía al de Cuatro Vientos.

Los servicios de emergencias de la Comunidad de Madrid han indicado que el aviso se ha producido pasadas las dos del mediodía y que la avioneta ha caído por causas que todavía se desconocen. El monomotor se ha precipitado contra un árbol y una de sus alas se ha incendiado.

Comunidad de Madrid

Comunidad de Madrid

Según ha informado esta tarde el presidente del AeroClub, Joan-Pere Nogueroles, dos fallecidos tienen 22 años y el tercero 27. El accidente se produjo cuando les faltaban unos 25 minutos para llegar al aeropuerto de Cuatro Vientos.

Nogueroles ha afirmado que realizaban un vuelo de placer, con lo cual ha negado que efectuasen prácticas de vuelo. Los tres tenían el título de piloto privado y efectuaban en la entidad el curso de piloto profesional, para lo cual han de ser socios del Aeroclub. Esta circunstancia les permite volar las aeronaves para las que están habilitados.

Otro dato que se ha revelado es que el avión estaba en perfecto estado de vuelo, pues había pasado una revisión el pasado 27 de febrero.

El avión siniestrado / Foto: José Ramón Pérez Ebrí

El avión siniestrado / Foto: José Ramón Pérez Ebrí

El vuelo entre Sabadell y Cuatro Vientos se había calculado que tuviese una duración de tres horas. En el momento del accidente, la aeronave llevaba volando 2 horas 40 minutos y se encontraba a escasos 25 minutos de su destino. La autonomía declarada en el plan de vuelo era de 4 horas 30 minutos.

La oficina de seguridad en vuelo del Aeroclub está trabajando estrechamente con las autoridades de seguridad aérea (AESA) y la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) para esclarecer las causas de este suceso.

El Aeroclub Barcelona-Sabadell cuenta con más de 1.000 socios y lleva más de 60 años formando pilotos de avión con una flota de 50 aeronaves que promedian más de 10.000 horas de vuelo cada año.

La Cessna 172R es una aeronave de cuatro plazas, 160 caballos de potencia, y 5 horas de autonomía, que se utiliza tanto para vuelos de escuela como para vuelos de travesía. Su velocidad de crucero es de 110 nudos (unos 200 Km/h) y su techo operativo es de aproximadamente 4.000 metros de altura. El avión siniestrado lo adquirió nuevo de fábrica el Aeroclub, matriculándose en 2006. Estaba equipado con aviónica digital Garmin 1000.

Según informa El Periodico, algunos testigos presenciales del suceso han manifestado que el avión cayó a tierra después de que se desprendiese un ala. Sobre esta cuestión, elpais.com precisa que el ala que se habría desprendido ha aparecido a unos 200 metros de los restos del avión. Se desconoce, de confirmarse este extremo, si el ala se rompió por fallo estructural o por el impacto contra un ave.