dreamair

El Gobierno autoriza los trámites para iniciar las obras del tren lanzadera al aeropuerto de Barcelona

Terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat

Terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat

El Consejo de Ministros ha autorizado la suscripción de una adenda para modificar el Convenio de 2008 de gestión directa entre la Administración General del Estado y la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre, S.A. (SEITTSA), para la promoción y construcción de determinadas infraestructuras ferroviarias de titularidad estatal.

La modificación se hace necesaria al haber sido suprimida la Dirección General de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento, a raíz de la puesta en marcha de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, el pasado 1 de abril.

Con la adenda que se aprueba, se encomiendan a SEITTSA y al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) las facultades que en el Convenio firmado en 2008 se atribuían a la suprimida Dirección General.

Tren lanzadera al aeropuerto de El Prat

En concreto, SEITTSA asumirá la licitación de las asistencias técnicas relacionadas con el contrato de acceso más rápido desde el centro de la ciudad, mediante un tren lanzadera, a la nueva terminal del aeropuerto de Barcelona, y asumirá los costes debidos a las expropiaciones, mientras que ADIF lo hará con la dirección facultativa de las obras y de los contratos de asistencia técnica asociados a las actuaciones pendientes.

barcelona_elprat

En la parte inferior derecha, la T1, a la que llegará el metro

 

Con esta decisión las obras de construcción del tren podrán comenzar en las próximas semanas, con una inversión prevista por parte del Ministerio de Fomento que supera los doscientos millones de euros. La fórmula que se utilizará para las obras es la de colaboración público-privada: las obras de dos túneles y de la infraestructura correrán a cargo del Estado, y, una vez iniciadas, se convocará un concurso para otorgar la construcción de las vías, las instalaciones de seguridad y eléctricas, y la explotación del servicio.

Se estima que, una vez puesto en marcha el tren lanzadera, que unirá la Estación de Cercanías de El Prat con las terminales del aeropuerto, será utilizado por entre y siete y nueve millones de personas al año.