Ryanair mantiene su base en el Aeropuerto de Girona pero los trabajadores rebajan su contrato

AeroTendencias.com

Contrariamente a lo que anunció en agosto, la compañía Ryanair ha comunicado a los trabajadores del aeropuerto de Girona que no cerrará esta base. A cambio, los trabajadores han aceptado modificar a la baja las condiciones del contrato.

Según explicó el sindicato USO en TV3, la compañía irlandesa hizo a principios de mes un ultimátum a los 120 trabajadores gerundenses para que renunciaran a sus contratos fijos permanentes y que pasaran a ser empleados discontinuos. De este modo, Ryanair contrata nueve meses al año, y los otros tres meses quedan en paro.

Ryanair amenazó a los sindicatos que si la mayoría no lo aceptaban cerraría la base de Girona.

Finalmente, este viernes la aerolínea ha anunciado que mantiene la base en el Aeropuerto de Girona – Costa Brava. Muchos trabajadores han firmado el cambio de contrato, para no perder el trabajo, pero han añadido un anexo en el que muestran su desacuerdo.

En los nuevos contratos, no figura la antigüedad y en algunos casos se ha cambiado la categoría del trabajador. Por ejemplo, los tripulantes de cabina, ahora pasan a ser agentes de servicio al cliente.

Ryanair anunció en agosto que iba de Girona

La intención de Ryanair el mes de agosto era cerrar no sólo Girona sino también las bases de Canarias en los aeropuertos de Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote). En juego estaba el trabajo de 512 personas, 164 en Girona, entre tripulantes de cabina y pilotos.

La aerolínea de bajo coste anunció el mes pasado que cerraría la base de Girona a partir de enero de 2020, una noticia que causó la preocupación del sector turístico, en un momento en que también se temen las repercusiones que pueda tener el Brexit y la situación económica.

Ante esta situación, la Generalitat reclamó, incluso a Aena, inversiones en el aeropuerto Girona-Costa Brava, para hacerlo más competitivo.

La compañía, sin embargo, ha decidido finalmente que se mantendrá en Girona después de que muchos de los trabajadores han firmado el cambio de contrato, tal como exigía Ryanair.