dreamair

Avanza a buen ritmo la construcción del nuevo hangar de Iberia en el aeropuerto de Barcelona

Iberia (75%) y el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (25%) son los promotores de este ambicioso proyecto, que dotará al aeropuerto de Barcelona de un espectacular hangar en el que se podrá realizar revisiones y reparaciones simultáneamente de dos aviones de fuselaje ancho, tipo Airbus A-340, o bien cuatro de fuselaje estrecho, como los A-320, e incluso el avión comercial más grande del mercado, el Airbus A-380.

La construcción de las instalaciones no es un proceso nada sencillo, por las propiedades del terreno y las características del edificio. Primero fue necesario consolidar el terreno con la aplicación de una precarga de 60.000 m³ de tierra sobre la parcela, ya que las condiciones del suelo en esta zona de El Prat de Llobregat, próxima a la desembocadura del río, así lo exigían.

Posteriormente, se realizó la excavación y cimentación con pilares hincados hasta 12 metros de profundidad; el solado y desarrollo de la estructura primaria; y el montado en tierra de la estructura de cubierta y las puertas.

 

Y ahora llega uno de los momentos más espectaculares e importantes del proyecto: la elevación de la estructura, de 850 toneladas y formada, entre otros, por 12.800 barras de aluminio y 3.000 núcleos de unión, a una altura de 25 metros.

¿Por qué se ha construido en el suelo, en lugar de hacerlo directamente en su ubicación final? Para conseguir una estructura diáfana, sin pilares, que otorgue esa flexibilidad que permita utilizar el hangar para revisar aviones de distintos tamaños.

 

¿Cómo se hace? Muy poco a poco. Serán necesarios 14 gatos hidráulicos colocados en grúas especiales y unas 8 horas de trabajo para completar la tarea. Y es que la estructura se subirá con todas sus instalaciones (prevención contra incendios, transporte elevado…) también colocadas previamente en tierra para adelantar el proyecto de edificación y simplificar la tarea.

Doce puertas

Inmediatamente después se instalarán las 12 puertas, de unos 300 m² de superficie cada una y un total de 40 toneladas. Estas se abrirán y cerrarán mediante pantallas táctiles situadas en los extremos. Su ubicación permitirá la visión de todo el frente del hangar durante la apertura o el cierre, lo que ofrece claras ventajas operativas y también de seguridad respecto a las tradicionales puertas de forma plana.

El objetivo es que en noviembre de 2010 pueda entrar el primer avión de Iberia, o cualquiera de su centenar de compañías clientes, en la que será la segunda base de mantenimiento de la compañía española.

 

Diseño vanguardista y de alta eficiencia energética

«Será el segundo hangar de mantenimiento de España por tamaño, y el más bonito de los que existen», aseguró José Antonio Sanz Sanz, responsable del proyecto de Iberia. Su diseño ovalado, altura y estructura espacial le hacen ser diferente a los hangares de aeronaves habituales. Además, de conseguir una mejor integración en el entorno urbano de El Prat.

El hangar tiene 24.000 metros cuadrados de superficie, de los que 11.200 son espacio para la realización del mantenimiento de los aviones y 3.600 para talleres y oficinas. Tiene 40 metros de altura total y 25 de altura interior; y 155 de luz natural son algunas de las cifras de este hangar vanguardista.

 

Mayor eficiencia posible

Pero si algo distinguirá a las nuevas instalaciones de mantenimiento será por ser especialmente respetuosas con el medio ambiente. En su diseño se ha dado máxima prioridad a obtener la mayor eficiencia posible en cuanto a consumo energético y utilización de fuentes de energía renovables: calefacción radiante, placas solares, sistema de recogida de aguas pluviales, suelo antiestático…

 

Y, por supuesto, también contará con los medios informáticos y de producción más avanzados, «como equipos para realizar inspecciones de ensayos no destructivos en la estructura del avión, o boróscopos para analizar los daños interiores de los motores, entre otras herramientas», tal y como asegura José Luis Quirós, director de Comercial y Desarrollo de Iberia Mantenimiento.

 

24 millones de inversión y 200 nuevos empleos

Con una inversión de 24 millones de euros –el 75% lo aporta Iberia y el 25% el Consorci-, el nuevo hangar dotará a Barcelona de un servicio hasta ahora inexistente. Las aerolíneas ya no tendrán que desplazarse a Madrid para reparar sus aviones.

Además, también repercutirá en el empleo, ya que se podrán crear unos 200 empleos directos y otros tantos inducidos. La mayor parte de los empleos directos serán de alta capacitación pues el trabajo en el nuevo hangar requiere una formación como Técnico de Mantenimiento de Aeronaves y, para ciertas tareas, ser certificador en grado apropiado y en la flota especifica.

De esta forma, Iberia demuestra su apuesta por el aeropuerto de El Prat y el desarrollo de su zona industrial, siendo la primera empresa en iniciar actividad en la misma.

 

Edición y Foto: José Fernández / Imagen virtual: Iberia