Defensa firma el primer acuerdo de implementación del proyecto del futuro avión de combate europeo (NGWS/FCAS)

El secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, ha firmado, al igual que sus homólogos francés, Joël Barre y alemán, Benedikt Zimmer , un nuevo acuerdo de implementación para la plena integración de España y su industria en el desarrollo del Estudio de Concepto Conjunto del Futuro Sistema de Combate Aéreo (NGWS/FCAS).

Dicho acuerdo supone un paso significativo en la hoja de ruta iniciada con la firma del Acuerdo Marco del NGWS/FCAS, por las ministras de Defensa de Alemania, España y Francia el pasado 19 de junio en el Salón Aeronáutico de París (Le Bourget, Francia).

Un acuerdo que supuso un hito clave en la formalización de la incorporación de España a este proyecto, lanzado por Alemania y Francia en 2018 y que define los principios y el esquema de gobernanza del programa NGWS/FCAS, así como del desarrollo de los consiguientes acuerdos entre las naciones que darán paso a los contratos con las Industrias designadas al efecto por cada una de las naciones para las primeras fases del proyecto.

Simultáneamente en el mismo evento de Le Bourget, Alemania y Francia firmaron el primer acuerdo de implementación para el desarrollo del Estudio de Concepto Conjunto (JCS) del NGWS/FCAS.

Ahora, con este nuevo paso, y tras el reciente anuncio por parte del Ministerio de Defensa de la elección de INDRA como Coordinador Industrial Nacional en el programa, así como de la selección de empresas españolas (AIRBUS, INDRA, ITP, y el consorcio de empresas integrado por GMV, SENER y TECNOBIT) para liderar los siete pilares de investigación y desarrollo (I+D) del proyecto identificados en el JCS, se faculta a las mencionadas empresas a participar no solo en los paquetes más orientados a la solución operativa del proyecto, sino también a aquellos donde se determinará y establecerá el reparto industrial y que prevalecerá durante la totalidad de la duración del proyecto.

El proyecto NGWS/FCAS es esencial para las capacidades futuras de nuestras Fuerzas Armadas, así como para el desarrollo tecnológico e industrial del sector de defensa. Será de aplicación a otros sectores del tejido industrial nacional y ayudará a la creación de empleo, especialmente al cualificado, por lo que es fundamental la participación de otros ministerios en un programa de Estado.