dreamair

Airbus Helicopters celebra los 10 años de la fábrica de Albacete y anuncia que reforzará su actividad industrial

Ministerio de Defensa

Airbus Helicopters celebró ayer el décimo aniversario de su fábrica en Albacete subrayando el papel esencial que desempeñará la planta española como parte de la nueva estrategia industrial de la compañía. El acto contó con la presencia de la ministra de Defensa, Maria Dolores de Cospedal, directivos de Airbus y autoridades civiles y militares.

El acto sirvió para oficializar la entrega a las Fuerzas Armadas de cinco helicópteros: dos H215 para el Escuadrón 802 del Ejercito del Aire, dos HAD E Tiger y un helicóptero de transporte NH90 para las FAMET.

Ministerio de Defensa

Junto con las plantas de producción en Francia y Alemania, la planta de Albacete se convertirá en un centro de excelencia para la fabricación de conjuntos de componentes principales, aportando una mayor calidad y competitividad, así como visibilidad a largo plazo para la actividad industrial en Albacete.

La planta española se especializará en la producción e integración de los fuselajes traseros de todos los helicópteros Airbus para el mercado global.

Imagen aérea de la fábrica de Airbus Helicopters en Albacete / Airbus

«Estamos especialmente orgullosos de nuestra presencia de 10 años en España y queremos que el país sea una parte clave de nuestro proyecto compartido para mantener nuestro estatus como el fabricante de helicópteros líder en el mundo», dijo Guillaume Faury, CEO de Airbus Helicopters. «Adaptándonos a la situación del mercado, hemos transformado nuestra empresa para ser más competitivos y aumentar nuestra eficiencia industrial al especializar nuestros sitios de producción y ampliar sus competencias», agregó.

La estrategia de Airbus Helicopters en España también incluye la creación de un Centro Nacional de Apoyo que apoyará las flotas de helicópteros del Ministerio de Defensa español. Al hacerlo, el centro desempeñará un papel similar a los sitios existentes en Francia y Alemania.

La ministra Cospedal dijo «que el hecho de que esta factoría de ahora en adelante no esté ligada a proyectos exclusivamente nacionales sino a la capacidad de exportación del grupo con carácter internacional aventuran muy buenas épocas para esta fábrica», abierta hace diez años y que emplea a más de 500 personas además de significar un foco industrial en la zona. «Ahora toca redoblar objetivos y ganar producción para seguir creciendo y prosperando», ha añadido.