dreamair

Las aerolíneas completan la instalación del sistema de embarque de código de barras

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha dado a conocer la finalización de la implementación en todo el mundo del sistema de embarque mediante código de barras 2D (BCBP), un hito histórico en el transporte de pasajeros.

El BCBP sustituye al anterior sistema de embarque de banda magnética, mucho más caro y menos eficiente. «El sistema de embarque de banda magnética está a punto de pasar a la historia junto con el billete de papel. Tras el billete electrónico en 2008, el cambio al BCBP es el siguiente paso más importante para facilitar a los pasajeros una mayor comodidad y elección. La lectura del código de barras lleva tan sólo unos segundos, agilizándose los trámites del viaje», manifestó Giovanni Bisgnani, director general de IATA.

Este proyecto ofrece a los pasajeros una mayor elección, pudiendo hacer el check-in en casa, en las máquinas auto check-in, a través del móvil o en el mostrador de facturación del aeropuerto. El BCBP permite, también, a las aerolíneas emitir una única tarjeta de embarque para varios vuelos, simplificando el viaje para los pasajeros con conexiones o aquellos que vuelan con diferentes compañías. Además, el BCBP facilita el servicio premium. Por ejemplo, escaneando el código de barras, los pasajeros premium podrán pasar el control de seguridad de forma muchomás rápida o acceder a las salas de pasajeros.

 

«Las aerolíneas emiten más de 2.000 millones de tarjetas de embarque cada año. El cambio a las nuevas tarjetas BCBP 2D ha supuesto un trabajo de cinco años de duración que ahorrará unos 1.500 millones de dólares al sector aéreo mundial. Con más y más aerolíneas que comienzan a ofrecer la posibilidad de recibir el código de barras desde un móvil, pronto

dejaremos de usar papel», declaró Bisignani.

 

Historia del Cambio

El sistema de tarjeta de embarque de banda magnética utilizado desde 1983, tiene muchas limitaciones, tanto para aerolíneas como pasajeros, que el sistema de código de barras ha superado. Las tarjetas de embarque de banda magnética requieren la instalación de impresoras muy caras en los aeropuertos, en el mostrador de facturación o dentro de las máquinas de auto check-in, y, además, obliga a los pasajeros a adquirir sus tarjetas de embarque en uno de esos

puntos. Las tarjetas de embarque de banda magnética requieren, además, un único y caro tipo de papel.

 

En la década de los 90, algunas aerolíneas se pasaron al sistema unidemensional (1D) de código de barras, con una serie de líneas verticales parecidas a los códigos de barras UPC utilizados para inventariar productos. La industria ferroviaria fue la primera en utilizar este sistema en la década de los 60 y sólo pueden contener una cantidad de datos limitados.

El sistema estandarizado por la IATA en 2005 es un código de dos dimensiones (2D) que se conoce como PDF417.

 

Este sistema tiene capacidad para alojar mucha más información utilizando cuadros, puntos y otros modelos geométricos. El código 2D permite una mayor flexibilidad en el tamaño y legibilidad, y puede leerse en diferentes tipos de escáneres e

impresoras. La impresión de códigos 2D también permite la seguridad y muchas funciones de cifrado.

 

Casi 30 aerolíneas ofrecen ya el embarque a través del móvil

El sector aéreo acordó en 2008 un sistema de código de barras estándar para tarjetas de embarque sin papel y aptas para móviles. Los datos tanto en la tarjeta impresa como de la tarjeta de embarque móvil son los mismos, pero el aspecto de estas últimas es algo diferente. La tarjeta de embarque móvil puede usar el código Aztec, Datamatrix o QR. Casi 30 aerolíneas ofrecen ya tarjeta de embarque móvil BCBP y se espera que esta cifra se multiplique rápidamente a corto plazo.

 

La total implementación del BCBP sólo ha sido posible gracias al esfuerzo de aerolíneas, aeropuertos, proveedores de servicios y IATA. StB Matchmaker ha sido la empresa encargada de coordinar su implementación en más de 2.000 aeropuertos. A través de un portal web seguro, StB Matchmaker hace posible el intercambio, priorización y coordinación de solicitudes entre aerolíneas y aeropuertos con el fin de organizar de forma eficiente la puesta en marcha de este estándar global.

La herramienta ofrece información sobre más de 3.000 terminales aeroportuarias, creando una base internacional de más de 10.000 documentos. El sistema StB Matchmaker se ampliará el próximo año para facilitar los servicios electrónicos de IATA y el proyecto Fast Travel.

 

Foto: Wikipedia