dreamair

Altran España facturó 107 millones de euros en 2009

Altran España consolida su posición dentro del sector de la consultoría, con una facturación en 2009 de 107,47 millones de euros, lo que supone un crecimiento cercano al 1% (0,91%) respecto al año anterior. El modelo de negocio de Altran, basado en divisiones, se organiza en torno a dos direcciones generales. En este sentido, la Dirección General de Industria y Aeronáutica que engloba los sectores de Industria, Transporte, Energía, Aeronáutica, Espacio y Defensa, ha facturado 46,4 millones de euros, el 43,17% del total.

Por su parte, la Dirección General de Servicios, que está formada por las divisiones de Telecomunicaciones, Media, Administración Pública, Banca y Seguros, ha facturado en total, 61,07 millones de euros, el 56,83% de los ingresos.

Por mercados, el de las Telecomunicaciones y Media representa el 30,86% (33,16 € M), seguido de Industria, Energía y Transporte con un 27,38% (29,43€ M) de la facturación total. A continuación, se sitúan Aeronáutica, Espacio y Defensa con el 15,79% (16,97€ M), Administración Pública con el 13,04% (14,01€ M) y el sector de Banca y Seguros con el 12,93% (13,90€ M) de la facturación. Las previsiones de la compañía para los próximos años son mantener un crecimiento anual del 2%, hasta 2012.

Según José Ramón Magarzo, presidente ejecutivo de Altran para España y Portugal, «nuestros resultados demuestran que las acciones que venimos realizando en España, consolidan nuestra forma de ser: multiespecialista y multisector. A pesar de que operamos en sectores que viven momentos complicados, nuestra vinculación con la innovación nos ha posicionado como el mejor partner de las compañías que quieren situarse en los mejores lugares para competir. Los resultados del 2009 demuestran que Altran España se ha convertido en el aliado de las compañías que innovan».

La facturación del Grupo Altran a nivel mundial en 2009 ha sido de 1.403,07 millones de euros. La compañía ha abordado durante el pasado año una reestructuración que garantiza la rentabilidad para los próximos años. Mientras que en la mayoría de países en los que opera el Grupo, la tendencia ha sido de decrecimiento, España ha arrojado resultados en positivo, manteniendo así sus previsiones para esta edición.