dreamair

Preocupación en el sector espacial español por los recortes de la ESA

La asociación de la industria espacial española, ProEspacio, que preside Antonio Cuadrado, muestra su preocupación  ante el posible recorte de los presupuestos de la Agencia Espacial Europea (ESA). Esta preocupación tiene gran relevancia a la vista de los severos recortes sufridos en los últimos años, en especial en los años 2008 y 2010 con caídas del 14% y 36% respectivamente. Y es especialmente relevante a la vista de las capacidades en medios humanos y materiales que se han ido creando en los últimos años a través de inversiones públicas y privadas.


Desde 1975, año en que España accedió como miembro fundador de la Agencia Espacial Europea (ESA), la participación española en los proyectos espaciales ha permitido el nacimiento y desarrollo de una potente industria que se ha consolidado como quinta potencia espacial europea y que en la actualidad, es una de las más competitivas de los países de nuestro entorno.

En los últimos años se ha dado además un gran salto cualitativo, consolidando la capacidad de las empresas españolas a nivel de contratista principal de satélites completos y su infraestructura asociada, así como otros grandes proyectos espaciales. En la actualidad hay empresas españolas del sector espacial que son número uno mundial en sus competencias.

El sector espacial español cuenta en este momento con un rico tejido industrial que da empleo directo a más de 3.200 personas de altísima cualificación en productos y servicios de gran valor tecnológico que son exportados a Europa y al resto del mundo.

En el contexto actual de crisis económica, países como EE.UU., Francia, Reino Unido o Alemania han decidido apostar por el sector espacial, conscientes de que estamos inmersos en una competencia global, en una carrera por la innovación y el conocimiento sostenible a largo plazo.

Además, el retorno económico generado por las inversiones espaciales tiene un gran efecto multiplicador: por cada euro invertido en el Espacio se generan actividades tecnológicas directas multiplicadas por un factor de tres, actividad económica en aplicaciones del Espacio, incluyendo el sector servicios, por un factor de 18 y las tecnologías, conocimiento y talento desarrollados en el sector se multiplican por un factor de 55, al transferirse a otros sectores de actividad.

Sin el esfuerzo continuado de la Administración española, la industria espacial española se quedará, irreversiblemente, al margen de los grandes programas espaciales y su lugar pasará a ser ocupado por otras empresas europeas. De este modo se perdería, una vez más, un tren tecnológico que con tanto esfuerzo y dedicación se ha logrado alcanzar. 

Las consecuencias de la crisis, según ProEspacio, afectarían directamente a la fuga de personal altamente especializado y de conocimiento, que buscaría en el resto de Europa un lugar y una oportunidad de seguir progresando. Es decir, estos activos humanos, generadores de riqueza industrial y exportadora que hemos logrado consolidar se podrían perder rápidamente y su recuperación requeriría una nueva y larga etapa de formación de nuevos talentos en un ambiente en el que la competencia internacional sería más adversa.

Reunión de ministros clave

Según ProEspacio, el momento actual es especialmente importante, ya que en los próximos meses tendrá lugar el Consejo de la Agencia Europea del Espacio a nivel Ministerial, en el cual se darán cita los Ministros de Investigación de los Estados Miembros para aprobar los grandes proyectos del Programa Espacial Europeo para los próximos años.

Esta cita es de vital importancia para el sector, ya que en ella los grandes países de nuestro entorno definen sus estrategias y políticas industriales para mantener e incrementar el nivel de competitividad y desarrollo de su tejido industrial.

Es por tanto una cita de la máxima importancia, que exige solvencia y compromiso de futuro para mantener la actual vitalidad y dinamismo del sector espacial en España. Un sector que ha demostrado ser capaz de generar empleo de alta calidad, con una elevada tasa de exportación, superior al 90% y un importante retorno de la inversión.

En definitiva, según ProEspacio, el sector espacial español necesita el apoyo decidido de la Administración española para seguir siendo un ejemplo del modelo productivo impulsado por el Gobierno de España.