dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

El Aeropuerto de Barcelona mantiene por cuarto año consecutivo el ritmo de crecimiento de la carga aérea

Cámara de Comercio de Barcelona

La carga aérea en el aeropuerto de Barcelona – El Prat registra a finales del 2018 un crecimiento estimado superior al 11% respecto del 2017 y mantiene el ritmo de incremento de dos dígitos de los últimos tres años. A pesar de esta tendencia, hay que apuntar que el crecimiento se ha moderado respecto a los años anteriores, que fueron del 14,1% (2015), 15,9% (2016) y 14,9% (2017).

Sin embargo, se estima que el volumen total de la carga aérea se situará este año en torno a las 175.000 toneladas, ya que las importaciones y exportaciones se mantienen equilibradas.

Emirates y Qatar se sitúan en primera y segunda posición, respectivamente, en volumen de carga aérea transportada en 2018 y superan las integradoras DHL y UPS, que se sitúan en tercera y cuarta posición. También destaca la consolidación de American Airlines y Turkish Airlines, que se sitúan en quinta y sexta posición del ranking. Y hay que resaltar el gran crecimiento registrado por Air China, con vuelos directos a Beijing y Shanghai, así como para Cathay, que opera el vuelo directo Barcelona-Hong Kong.

Asia, principal destino de las exportaciones aéreas

Según los documentos que acrediten el embarque de la mercancía (airwaybills) del año 2017, las exportaciones se mantienen repartidas de manera relativamente uniforme entre los diferentes destinos. Sin embargo, Asia se convierte en el principal continente de las exportaciones aéreas de Barcelona (31% del total), con China, Japón y Tailandia como ciudades líderes. Cabe destacar que la mitad de las exportaciones españolas hacia Bangkok tienen su origen en el aeropuerto de Barcelona – El Prat.

Las exportaciones a América del Norte (22%) están concentradas en Nueva York (21%) seguido por Chicago, Los Ángeles, Atlanta y Miami. América Latina (20%) tiene un volumen de carga similar y destacan las exportaciones a México DF (22%), a pesar de la ausencia de vuelo directo, seguido por Bogotá, Sao Paulo y Santiago de Chile. En Oriente Medio (17%) son relevantes las exportaciones a Dubai, Doha y Arabia Saudí, donde la cuota de Barcelona – El Prat sobre el total del mercado español supera el 30%.

Crecimiento de la carga aérea en el sector farmacéutico

En Cataluña la carga aérea por sectores económicos la lidera el sector de la moda (33% sobre el total de carga aérea catalana), seguido por la maquinaria (18%) y los productos farmacéuticos y químicos (17%), de acuerdo con los datos de la Agencia Tributaria de 2017.

En cuanto a la evolución del último año, cabe destacar el crecimiento interanual del sector de la maquinaria (+ 31%) y de los productos farmacéuticos y químicos (+ 21%), hasta representar respectivamente el 31% y el 43 % del volumen total transportado en el mercado español por estos sectores.

La relevancia de las mercancías peligrosas

En materia de exportaciones destaca el volumen de mercancías peligrosas en carga aérea, que representan entre un 6% y un 7% del volumen de toneladas, cuando normalmente suelen representar envíos pequeños, un 3% del total de piezas exportadas.

Conviene subrayar que en el caso de este tipo de transacciones comerciales, la revisión y declaración de mercancías peligrosas tienen una complejidad adicional, lo que hace aumentar el porcentaje de envíos que registran alguna incidencia.

Según informa la Cámara de Comercio de Barcelona, las perspectivas para el 2019 son optimistas, siguiendo la tónica de los últimos años. De hecho, casos como los de Hong Kong y Beijing anteriormente mencionados ejemplifican el hecho de que abrir una nueva ruta crea un flujo adicional de carga aérea, y evidencian que la apertura de nuevos enlaces intercontinentales estimula las operaciones de comercio internacional.

Barcelona, ​​que ocupa la 7ª posición entre los aeropuertos europeos por volumen de pasajeros, ha alcanzado un ritmo de crecimiento tan relevante en carga aérea en los últimos años que le ha permitido consolidarse dentro del top 20 de aeropuertos de carga europeos.