dreamair

Un consejero de la Generalitat dice que «si Vueling no cumple seremos contundentes»

El consejero Josep Rull

El consejero Josep Rull

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Josep Rull, afirmó ayer que «seremos muy contundentes con Vueling si no cumple», porque «el compromiso que tenemos es con los usuarios, para evitar una nueva situación tan lamentable», en referencia a los retrasos y cancelaciones que se han producido últimamente.

En respuesta a una interpelación en el Parlamento sobre la política aeroportuaria del Estado español y AENA y su incidencia en los problemas recientes de Vueling, el consejero ha recordado que «ahora tenemos dos retos: el fin de semana del 15 de julio, y el del 1 de agosto», y ha asegurado que «parece que tenemos todo el dispositivo adecuado para hacer frente».

Para abordar la situación de crisis, ha recordado que el Gobierno «ha tomado la iniciativa» y ha establecido una reunión semanal con la dirección de la compañía para hacer un seguimiento de su plan de contingencia. Así, ha celebrado que «hemos vuelto a una situación de normalidad desde el punto de vista de no cancelaciones ni retrasos».

Modelo individualizado y complementario

Por otro lado, el consejero ha querido desvincular la crisis de Vueling del modelo aeroportuario centralista, y ha insistido que «ha sido un problema de planificación sólo imputable a la compañía». Aun así, ha aprovechado para hacer una reflexión general sobre la visión estratégica al modelo aeroportuario catalán.

Ha reclamado una gestión individualizada para el aeropuerto de Barcelona-el Prat, que permita que la T1 acoja compañías con potencia intercontinental, «porque la demanda está, con más de cinco millones viajeros en Barcelona y Cataluña con destinos intercontinentales sin vuelos directos». Rull ha insistido que Barcelona-el Prat «es un aeropuerto extremadamente rentable, con beneficios de más de 300 millones, el 50% de los beneficios de AENA en su conjunto».

El consejero ha apostado para aprovechar la disponibilidad otros aeropuertos como el de Girona y Reus. Así, ha subrayado que «tenemos que concebir todo el modelo con aeropuertos complementarios que consoliden este hub, no con una gestión única, sino individualizada y complementaria».

Finalmente, ha destacado la singularidad de la proximidad del Puerto, la Zona Franca y el aeropuerto, y ha asegurado que «el Gobierno asumirá el liderazgo para impulsar una planificación estratégica conjunta, porque AENA tiene otras prioridades».