dreamair

ENAIRE rebaja un 12% las tasas de ruta en 2019

A partir del próximo 1 de enero de 2019, las tasas de ruta de ENAIRE serán un 12% más baratas. La rebaja va a suponer a las aerolíneas un ahorro de 100 millones de euros.

La medida ha sido posible gracias a la evolución del tráfico aéreo, que sigue creciendo con fuerza, así como al esfuerzo que ha hecho ENAIRE desde el punto de vista de la eficiencia, que va a permitir trasladar los beneficios, en forma de ahorro, a los aeropuertos, las aerolíneas y los pasajeros.

Las tasas de ruta son la principal fuente de ingresos de ENAIRE, que percibe en concepto de instalaciones y servicios de navegación aérea (en ruta).

Se reducen, de 69,67 € a 61,33€ en el caso de España-Continente, y de 56,74 € a 49,96 € en el caso de España-Canarias.

España pasa a tener una de las tasas de ruta más competitivas de Europa

De entre los cuatro grandes proveedores europeos de navegación aérea, únicamente Reino Unido va a aplicar una reducción de las tasas de ruta superior a la de ENAIRE (13%, frente al 12%). Muy lejos de Reino Unido y España quedan: Italia, que ha decidido rebajar un 3%; Francia, un 4%; y Alemania, un 5%.

A excepción de Italia, los cuatro grandes proveedores europeos de navegación aérea están convergiendo en una tasa de ruta en torno a los 60 €.

Con la rebaja de tasas de 2019 se viene a compensar el incremento de tráfico, superior al previsto, de 2017. El cálculo de la tarifa unitaria de ruta es el resultante de la aplicación de una fórmula establecida al efecto donde juegan un papel determinante dos factores: la distancia del trayecto y el peso de la aeronave. Así por ejemplo, un A321 (83 Tm) que hiciera el trayecto entre Madrid y Barcelona (444 km) pagaría una tasa de ruta por debajo de 350,80 €.

Un sistema regulado a nivel europeo

Las tasas de ruta responden a un sistema regulado a nivel comunitario, que incluye objetivos de eficiencia y compartición de riesgos entre los proveedores de servicio de navegación aérea y los usuarios del sistema, es decir, las compañías aéreas.

La compartición de riesgos supone que cuando el tráfico de un año es superior al que estaba inicialmente planificado, se genera un saldo a devolver a las compañías aéreas, por la vía de la reducción de tasas de años futuros. Los mayores ingresos generados por aumento de tráfico en el pasado se compensan con rebajas de tasas y menores ingresos en el futuro.

En concreto, el procedimiento para el establecimiento de una política común de tarifas por el uso de la red de ayudas a la navegación aérea, también conocidas como tasas de ruta, se rige por el Acuerdo Multilateral relativo a las tarifas por ayudas a la navegación aérea, hecho en Bruselas el 12 de febrero de 1981, y ratificado por España mediante Instrumento de 14 de abril de 1987, y por el Reglamento de Ejecución (UE) n.o 391/2013, de la Comisión, de 3 de mayo de 2013, por el que se establece un sistema común de tarificación de los servicios de navegación aérea.