dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

Adif finaliza la perforación del túnel para el nuevo acceso ferroviario a la T1 del Aeropuerto de Barcelona

Adif

Adif ha finalizado hoy la perforación del túnel para el nuevo acceso ferroviario a la terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat. De este modo, se culmina un hito de gran relevancia en la construcción de esta nueva infraestructura ferroviaria al completar la plataforma por la que discurrirán los nuevos servicios previstos entre Barcelona y la T1.

La tuneladora que ha perforado la mayor parte de este acceso es la de mayores dimensiones que actualmente está en funcionamiento en el conjunto del Estado.

El nuevo acceso ferroviario, que generará significativos beneficios para la movilidad en transporte público de los ciudadanos en el área metropolitana de Barcelona, enlazará con la línea R2 de Rodalies y dispondrá además de una estación en la terminal T2, lo que permitirá  conectar ambas terminales con Barcelona, estableciendo un tiempo de viaje entre la estación de Sants y la terminal T1 de aproximadamente 19 minutos. Las previsiones estiman que entre 7 y 9 millones de viajeros anuales se beneficiarán de la nueva infraestructura ferroviaria.

La primera fase de este proyecto, con una inversión estimada de 305 millones de euros a cargo de la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (SEITT), comprende la ejecución de las obras de infraestructura del nuevo acceso.

De forma paralela, Adif está avanzando en la tramitación administrativa previa a la contratación de las obras de la segunda fase, que comprende la superestructura, instalaciones, arquitectura de estaciones y la conexión con la línea de ancho convencional Barcelona-Tarragona, con una inversión estimada de 95 millones de euros.

Según las recientes previsiones anunciadas por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el nuevo acceso ferroviario a la terminal T1 iniciará la fase de pruebas previa a la puesta en servicio durante el año 2021.

La tuneladora finaliza sus trabajos

El nuevo trazado, de vía doble, se inicia en la línea de ancho convencional Barcelona-Tarragona, y discurre hasta la terminal T1, con una parada intermedia en la terminal T2, donde se conectará con la línea 9 de Metro.

Tiene una longitud total de 4.510 m, incluyendo un túnel de 3.400 m, de los que 3.048 m (incluido el paso por la estación multimodal de la T2), se han excavado con una tuneladora del tipo EPB (Escudo de Presión de Tierras), cuyas características son las más idóneas para trabajos en terrenos sometidos a grandes presiones y bajo el nivel freático.

La tuneladora, que pesa 2.230 Tn (casi 10 veces el peso de la Estatua de la Libertad), y mide casi 100 m de longitud (más que el Big Ben), inició su recorrido en septiembre de 2017 hasta que en febrero se aproximó hasta la pista principal del complejo aeroportuario. Precisamente, el 10 de febrero fue cuando la tuneladora registró su máximo avance con 43,2 m en 24 horas.

Entre finales de octubre y principios de noviembre reanudó la perforación cruzando bajo la pista principal, en una operación consensuada con Aena, Enaire y las compañías aéreas, hasta que hoy miércoles ha finalizado los trabajos en las proximidades de la futura estación de la T1.

Durante su recorrido, la tuneladora, que tiene 22 motores y un empuje máximo de 5.550 Tn, ha vaciado 268.995 m3 de tierras, empleando para ello una cinta transportadora con capacidad para trasladar casi 8.000 m3 de tierras al día, cantidad con la que se podrían llenar 264 contenedores estándar de mercancías, que las ha depositado en un recinto de 7.077 m3 de capacidad como paso previo a su transporte a vertedero.

En total, ha ejecutado 1.905 anillos de revestimiento estructural, que tienen un peso total de 72.930 Tn, el equivalente a 400 aviones Boeing 747 en vacío, y para el que se han colocado 13.335 dovelas.

Con el cale de la tuneladora, el grado de ejecución de la primera fase del proyecto alcanza el 87%, y a partir de ahora, las obras se concentrarán en el desmontaje de sus elementos, completar el enlace con el cajón de la futura estación de la T1 y la finalización de las estructuras de los pozos de origen y salida de la máquina, de la estación de la terminal T2 y de las tres salidas de emergencia, entre otras operaciones.

Otros datos, magnitudes y curiosidades

Cumpliendo con sus compromisos, Adif ha desplegado un conjunto de medidas para garantizar en todo momento la integridad del terreno, de la ejecución de las obras y de las infraestructuras aeroportuarias y viarias.

De este modo, se ha instalado un sistema de auscultación compuesto por más de 3.000 dispositivos, incluyendo sistemas automatizados e informatizados para el cruce por debajo de las infraestructuras aeroportuarias (la T2 y la pista principal). Además, se han ejecutado 4.410 m de micropilotes y 126.802 m3 de inyecciones para el tratamiento y protección de los terrenos.

Por otro lado, el túnel tiene una profundidad máxima de aproximadamente 28 m, y en su interior se podría construir una casa de aproximadamente 3 pisos de altura.

En total se habrán excavado 595.501 m3 de tierras, con los que se podrían llenar 238 piscinas olímpicas. También se habrán utilizado más de 62 millones de kilos de acero, más de 6 veces lo que pesa la Torre Eifell, y casi 92.200 m3 de hormigón, casi cuatro veces el utilizado en la construcción de la Torre Agbar de Barcelona.

Además, se han ejecutado casi 56.700 m2 de pantallas, lo que equivale a más de 5 campos de fútbol.

Otro dato relevante es que la estación de la terminal T2 tiene una superficie de 9.480 m2, en la que se podrían jugar simultáneamente 22 partidos de la NBA, y una altura de 26 m, lo que equivale a un bloque de 8 pisos. Esta estación tendrá 2 andenes de 200 m de longitud cada uno, que dispondrán de 4 ascensores y 8 escaleras mecánicas.

Durante las obras, el número medio de trabajadores es de 230 entre técnicos y operarios con un máximo 450.