dreamair

Barcelona – El Prat reduce el consumo energético a pesar del aumento de la actividad

El Aeropuerto de Barcelona-El Prat ahorró un 8% en el consumo energético durante los meses de julio y agosto, comparándolo con el mismo periodo del año 2010. En concreto se ahorraron cerca de 3.500.000 de kw/h, energía que podría abastecer durante un mes una población de 20.000 habitantes. También se produjo una reducción de emisiones a la atmósfera de 1.600 toneladas de CO2 y un ahorro de cerca de 250.000 euros.


Esta reducción del consumo ha sido fruto de las medidas adoptadas a finales del mes de junio en el aeropuerto barcelonés. Por un lado, se aplicó un nuevo sistema de control de la iluminación en el área terminal, adaptándola a los horarios de operaciones, de manera que se reduce el nivel de luz en determinadas zonas cuando no hay embarques o desembarques.

Y por otro, se reguló el control de climatización para cumplir con el Real Decreto 1826/2009. Esta ley establece que la temperatura del aire en los recintos refrigerados no sea inferior a 26 ºC, siempre y cuando la generación de frío por parte del sistema de refrigeración requiera consumo de energía convencional.

El éxito de estas medidas es aún mayor considerando el incremento que registró el Aeropuerto durante estos meses con respecto al mismo periodo del año anterior que fue de un 20,2% en el número de pasajeros y un 11,1% en el de movimientos.
Con la aplicación de estas medidas se prevé que, desde julio hasta diciembre de este año, el ahorro de energía sea de 7.000.000 kWh, lo que supondría también una disminución de emisiones de CO2 de 4.000 toneladas y un ahorro económico de 500.000 euros.