dreamair

Palma de Mallorca implanta un sistema pionero para minimizar molestias al pasajero

El Aeropuerto de Palma de Mallorca va a implantar en la segunda quincena de abril un nuevo sistema automatizado de filtros de seguridad, pionero a nivel nacional e implantado en otros aeropuertos internacionales, como es el caso de Manchester. El objetivo es mejorar la calidad del servicio aumentando la fluidez, la seguridad en el acceso al lado aire, así como agilizar y reducir el tiempo invertido en el paso de filtros. En primer lugar, este sistema minimiza las molestias que supone para el pasajero el paso por los arcos de seguridad, alargando las cintas y evitando aglomeraciones en espacios limitados.


El pasajero no tendrá que cargar con su equipaje de mano, ni con la bandeja hasta la llegada a la cinta de control, ya que las bandejas se encuentran en lugar de inicio del proceso, lugar donde vuelven de un modo automático. En segundo lugar, el sistema permite visualizar el equipaje durante todo el recorrido, a excepción de su paso por la máquina de Rayos-X. Las maletas que necesiten inspección manual no entorpecerán el flujo del resto de equipajes, lo que contribuirá a aumentar la fluidez del proceso. 

En tercer lugar, las características técnicas del equipamiento aumentarán la capacidad de trabajo de los filtros y se reducirá el tiempo que un pasajero invertirá para entrar a la zona de embarque.

Locales comerciales

Los indudables beneficios que este cambio supondrá para los pasajeros han despertado, sin embargo, incertidumbre entre los comercios próximos a esta zona, que temen ver afectadas sus ventas. El Aeropuerto de Palma de Mallorca se ha reunido ya con los concesionarios para informarles abiertamente de la situación, escuchar sus opiniones e invitarles a aportar alternativas para reconducir el flujo de pasajeros hacia dichos comercios.

El aeropuerto, que ha recibido propuestas de cuatro de las seis tiendas afectadas, ya ha asumido algunas iniciativas, por ejemplo la redirección de los pasajeros hacia las tiendas mediante elementos publicitarios, zonas de descanso, pantallas publicitarias y la reubicación de las azafatas encargadas de promoción de productos. Se está estudiando la posibilidad de aplicar otras que sean compatibles con la operatividad y seguridad de sus pasajeros.

El Aeropuerto de Palma de Mallorca se ha comprometido además a realizar un análisis posterior a la puesta en marcha del nuevo sistema de flujo de pasajeros en los filtros y retomará las reuniones para analizar la situación en caso de que resulte necesario. La mayoría de concesionarios comerciales están mostrando una actitud receptiva y colaboradora, con la intención de valorar las posibles consecuencias cuando el sistema esté definitivamente implantado y se disponga de datos reales.