dreamair

El Aeropuerto de Teruel acoge el estacionamiento prolongado de más de 70 aviones

Campa del Aeropuerto de Teruel

Campa del Aeropuerto de Teruel

Estamos ante un aeropuerto peculiar y diferente, industrial y tecnológico, con fuertes dosis de innovación, algo necesario en el sector aeronáutico, las cifras son clara y evidentes. Pionero en su sector aeroportuario al ser el aeropuerto de estacionamiento de aeronaves más grande de Europa.

Aquí no hay tráfico de pasajeros, no es su negocio, sólo tripulaciones con aeronaves. Estas aviones pasan un determinado tiempo, en tareas de mantenimiento y preservación de sus cualidades tecnológicas. Un lugar donde se cuida y protegen las aeronaves para conseguir que vuelvan a volar en otra parte del mundo cuando les llegue su momento con total garantía.

Publicado en YouTube el 26-10-2015

En solo dos años de funcionamiento, las instalaciones turolenses se han convertido en un referente europeo en el sector de la aviación. A finales de octubre 2015 su ocupación se situaba en niveles récord. Más de 70 aviones descansan sobre su campa de estacionamiento y con movimientos también de helicópteros, aviación general y proyectos de investigación y desarrollo.

Continúan llegando aeronaves para aprovechar las ventajas competitivas de Teruel. Antes lo hicieron otros, que se benefician de las excelentes condiciones de la Plataforma Aeroportuaria de Teruel, conocida como PLATA y ya reconocida en el sector aeronáutico como única y excepcional.

Aeropuerto de Teruel

Aeropuerto de Teruel

Fuentes del sector aéreo explican que Teruel tiene el atractivo suficiente para triunfar, como así esta sucediendo. Sus instalaciones permiten ahorros de costes y mantener los aviones en buen estado. Son las únicas capaces de albergar más de 225 aeronaves sin tener que volar —siempre y cuando los aviones tengan suficiente autonomía— a infraestructuras similares existentes en Estados Unidos. Y son más baratas que cualquier aeropuerto comercial europeo, donde las tasas de aterrizaje y despegue o de estacionamiento son muy superiores.

Las aparentes debilidades de Teruel se han convertido en sus grandes fortalezas. La climatología de la zona es excelente para esta actividad.  Con apenas unos 50 días de lluvias al año y una baja humedad relativa, con un clima seco, árido que proteje el material de las aeronaves. Los aviones están a salvo de la corrosión. Son las mismas características que han convertido el desierto de Arizona en un buen emplazamiento para este tipo de instalaciones. Y la longitud de la pista de aterrizaje, de 2,8 kilómetros, permite la llegada de cualquier tipo de avión.

El orgullo de lo público

«Está funcionando muy bien y es una excepción entre otros aeropuertos construidos en la última década en España», defiende José Luis Soro, consejero de Vertebración de Territorio de Aragón y Presidente del Consorcio, a quien no deja de sorprender la imagen de más de 70 aviones varados en el aeropuerto de Teruel en Caudé, que anteriormente había sido aeródromo militar.

Vista aérea del aeropuerto industrial de Teruel. La pista tiene 2.850 metros de largo

Vista aérea del aeropuerto industrial de Teruel cuando se completó su construcción. La pista tiene 2.850 metros de largo

Manuel Blasco, alcalde de Teruel, quien subraya que la Plataforma Aeroportuaria es la antítesis de «los monumentos al hormigón» en que se han convertido los aeropuertos de Castellón o Ciudad Real. «Este tiene servicios a demanda», asegura. Tanto él como Soro argumentan que una prueba de la austeridad con la que se planteó es que solo están hormigonadas las avenidas por las que circulan los aviones y las zonas de aparcamiento.

«Con 340 hectáreas, este es el mayor aeropuerto de estacionamiento que existe en Europa», explica Alejandro Ibrahim, el director general de la instalación, quien reconoce que su competencia más directa se encuentra en Estados Unidos y ahora hay una mejor alternativa, Teruel.