dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

Los Reyes presidieron la inauguración de la Terminal T3 del aeropuerto de Málaga, en la que se han invertido 410 millones

Los Reyes de España han presidido esta mañana la inauguración de la Terminal T3 del Aeropuerto de Málaga, un acto al que también asistieron el Presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, el Ministro de Fomento, José Blanco, y el presidente de Aena, Juan Ignacio Lema Devesa. En su intervención en el acto, el Ministro de Fomento señaló que, tras esta actuación, el Aeropuerto de Málaga «será un referente entre los principales aeropuertos turísticos del Mediterráneo» así como «un centro de actividad económica y de oportunidades».

 

José Blanco recordó que el Ministerio de Fomento está invirtiendo 1.800 millones de euros en este aeropuerto, de los que casi 410 millones han sido destinados a la construcción de este nuevo espacio que duplica su capacidad. El ministro apuntó además que esta infraestructura se suma a las autovías, al AVE o al Puerto «para formar un eje intermodal que acerque aún más el mundo a Málaga y Málaga al mundo».

En sus 250.000 metros cuadrados, la nueva terminal dispone de 86 mostradores de facturación, 20 puertas de embarque (12 pasarelas telescópicas y 8 de remoto), 12 hipódromos de recogida de equipajes (uno de ellos para equipajes especiales) y un moderno sistema automatizado de recogida de equipajes (SATE) que permite

tratar 7.500 equipajes a la hora.

 

La T3 entra en servicio mañana martes, en temporada baja, un día de actividad ‘valle’ en el Aeropuerto de Málaga y en el que hay programados 194 vuelos. Concretamente, 136 vuelos saldrán o llegarán por la nueva terminal, lo que supone un 70% del total de operaciones previstas. El 30% restante lo hará por la terminal Pablo Ruiz Picasso (T2).

En el primer día de funcionamiento de la T3, pasarán por el Aeropuerto de Málaga 29.500 pasajeros y 35.400 maletas. De ellos, 20.650 pasajeros y 12.900 equipajes corresponden a la T3.

 

Plan especial de refuerzo

El Aeropuerto de Málaga iniciará mañana un plan especial de refuerzo que se extenderá hasta después de Semana Santa con el fin de garantizar un funcionamiento óptimo tras la integración de la nueva infraestructura. Básicamente, se han incrementado los recursos humanos en todas las actividades aeroportuarias, desde facturación (los mostradores abrirán media hora antes de lo habitual) hasta accesos, además del fortalecimiento en los servicios de información y en los operativos de embarque y desembarque, ‘handling’ o mantenimiento, entre otros.

 

Además del conjunto de medidas de refuerzo, y con el mismo objetivo de afianzar el compromiso de Aena en la prestación de un servicio de calidad, previamente se ha desplegado una campaña de información y familiarización con los trabajadores que desarrollan su labor en el recinto aeroportuario a través de un total de 250 cursos de formación.

 

Pruebas con 3.000 figurantes

Paralelamente, y también antes de la puesta en explotación, la Dirección de Transición de Aeropuertos de Aena ha sometido a la nueva infraestructura a una serie de pruebas encaminadas a minimizar posibles riesgos. Un total de 30 pruebas, entre básicas y globales; alrededor de 3.000 figurantes, seleccionados de entre 16.000 solicitantes, y 30.000 maletas son algunas de las cifras de estos ensayos previos a la puesta a disposición del usuario de la nueva T3.

 

La puesta en servicio de la T3, en la que Aena ha invertido 409,7 millones de euros, supone un salto cuantitativo y cualitativo del área terminal del Aeropuerto de Málaga, que se duplica. Con la T3 en servicio, la nueva área terminal se extiende sobre 385.000 metros cuadrados, con 180 mostradores de facturación, 48 puertas de embarque (26 pasarelas telescópicas y 22 en remoto) y 26 hipódromos de recogida de equipajes.

 

Oferta comercial

Asimismo, tendrá una variada y completa oferta comercial a la que se dedica alrededor de 18.000 metros cuadrados. Todo ello permitirá atender con calidad a 9.000 pasajeros a la hora, frente a los 4.500 pasajeros/hora de la actualidad.

Con la puesta en explotación de la T3, Aena sigue avanzando en la mayor transformación de la historia del Aeropuerto de Málaga, que lleva a cabo el Plan Málaga, un ambicioso proyecto de ampliación, que, con una inversión de 1.800 millones de euros entre 2004 y 2013, lo situará como referente entre los aeropuertos turísticos del Mediterráneo.

 

Edición: José Fernández / Foto: Junta de Andalucía