dreamair

El dueño del primer TBM 900 vendido en EEUU y su esposa fallecen al parecer tras sufrir hipoxia en vuelo

El abión siniestrado / Foto: Twitter

El avión siniestrado / Foto: Twitter

El primer TBM 900 vendido en Estados Unidos el pasado mes de marzo, matriculado N900KN, se estrelló ayer cerca de las costas de Jamaica después de haberse desviado de su rumbo y volar sin control.

El avión había despegado de Rochester (estado de Nueva York) y debía haber aterrizado en Naples (Florida), pero se adentró en el Océano Atlántico y sobrevoló Cuba, para estrellarse en el mar a unos 20 km de la población costera de Port Antonio (Jamaica).

Foto: Twitter

Foto: Twitter

En el avión viajaban el empresario Larry Glazer y su esposa, que han fallecido. Glazer era un experimentado piloto del TBM y presidía la asociación de propietario de este avión en EEUU. El avión siniestrado se mostró a finales de julio en la feria aeronáutica de Oshkosh. Precisamente en este evento se concentraron 50 TBM de EEUU, pues cada año los propietarios de este avión celebran un encuentro de confraternización.

Según las informaciones publicadas por los medios digitales aeronáuticos de EEUU, el piloto pidó a los controladores que le autorizasen a descender de altitud, cuando se encontraba a 28.000 pies de altura. Al parecer solicitó bajar a 25.000 pies y después a 20.000. Minutos después se interrumpieron las comunicaciones y un caza F-15 salió en su búsqueda. Lo interceptó y el piloto dijo haber visto al piloto de TBM inconsciente, y sin que respondiese a sus requerimientos, además de comprobar que las ventanas estaban empañadas de vaho, lo cual induce a pensar que la cabina pudo despresurizarse.

Se especula que el siniestro pudo deberse a hipoxia, cuyos síntomas son mareos, fatiga, entumecimiento, hormigueo en las extremidades y náuseas. Esta hipótesis vendría avalada por la petición de descender, pero no se habría ejecutado con la suficiente rapidez o bien el descenso resultó insuficiente, según comenta FlightClub.