dreamair

Convocan huelga en Iberia Barcelona los días 27 y 28 de julio y 3 y 4 de agosto

UGT

Esta mañana, el comité de empresa de Iberia Barcelona, ​​donde el sindicato mayoritario es UGT, ha registrado una convocatoria de huelga para los días 27 y 28 de julio y los días 3 y 4 de agosto, ante la falta de diálogo con la dirección de la empresa.

La reivindicación sindical se fundamenta en que los trabajadores deben afrontar una importante sobrecarga de trabajo de. La plantilla está formada por unas 2.000 personas, cifra insuficiente para gestionar el volumen de trabajo y cubrir las necesidades reales. UGT también denuncia que la huelga se debe a «los incumplimientos sistemáticos con los acuerdos alcanzados con la parte social».

Los trabajadores y las trabajadoras del hub de Barcelona, ​​uno de los más importantes del IAG – holding de la fusión de las compañías Iberia, British Airways y Vueling- en el Estado, siguen esperando un plan industrial para su aeropuerto donde se contemple la contratación necesaria que solucione la sobrecarga de trabajo a que está sometida la plantilla de Barcelona y los diferentes problemas de esta escala. Todo ello, con la negociación del convenio colectivo de los trabajadores de tierra parada.

Como ya se ha trasladado a la dirección de la empresa, los principales problemas son la falta de contratación estable, la necesidad de incrementar la plantilla eventual (que ya es del 40%), el uso indiscriminado de la figura de las perentoria -horas extra de obligado cumplimiento- y la necesidad de adquirir un compromiso de la disminución de días de presencia para la próxima temporada, tal y como permite el convenio colectivo vigente, entre otros.

Desafortunadamente, hasta el día de hoy, los trabajadores sólo han recibido negativas sistemáticamente por parte de la dirección a la hora de abordar estos problemas, que repercuten en el buen funcionamiento de la operativa y en las relaciones laborales en el aeropuerto barcelonés, así como en el trato que reciben los clientes y los pasajeros.

Esta situación se agrava durante la época de verano en Barcelona, ​​cuando se registra un fuerte crecimiento de las operaciones de Vueling -compañía del grupo IAG- cuya la plantilla también está saturada para poder ofrecer el servicio.