dreamair

EL COLEGIO DE PILOTOS CONFÍA QUE EL GOBIERNO CUMPLA EL MANDATO DEL SENADO DE CREAR EL TÍTULO DE GRADO DE PILOTO

El Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC) expresa su gran satisfacción tras la aprobación reciente por parte de Senado de la moción que insta al Gobierno a crear, dentro del nuevo modelo universitario del Espacio Europeo de Educación Superior, la titulación oficial de Grado de Piloto de Aviación.



Esta iniciativa, presentada por el Partido Popular, supone un gran impulso para alcanzar el objetivo de dotar a la profesión de piloto de una formación en el ámbito universitario a la altura de la responsabilidad de sus competencias, que aporte más garantías a la seguridad de los vuelos y que cubra realmente las necesidades de la industria aeronáutica, que demanda profesionales multidisciplinares y altamente cualificados.

 

El COPAC espera que el Gobierno cumpla el mandato del Senado y que en los próximos meses adopte las medidas necesarias para crear el Título de Grado de Piloto, coincidiendo con la reforma universitaria en marcha a nivel europeo. De esta manera, el Gobierno demostraría su compromiso con la seguridad aérea, cuyo principal garante son los pilotos.

Actualmente la formación de piloto, aún cumpliendo los requisitos establecidos por la normativa aeronáutica internacional, está orientada a la obtención de una licencia y es claramente insuficiente tanto la enseñanza teórica como la práctica, que sólo incluye 195 horas de instrucción.
Los pilotos tienen la responsabilidad de gestionar de una manera eficiente y segura las operaciones aéreas, pero además pueden aportar su experiencia y conocimientos en otros ámbitos de la aviación más allá de las cabinas de vuelo, para lo cual requieren una formación de calidad que actualmente no se obtiene a través de una licencia.

El COPAC siempre ha defendido la creación de un Título de Grado de Piloto que forme profesionales altamente cualificados capaces de responder en un entorno cada vez más complejo, competitivo y exigente, que aporten más garantías de seguridad en la operación aérea y un criterio profesional sólido y cualificado al conjunto del sistema aeronáutico.

 

Edició: José Fernández