dreamair

Ayesa Air Control i Glenser Aerospace, ejemplos de cooperación empresarial andaluza

El futuro del sector aeroespacial andaluz pasa por la cooperación empresarial. Las fusiones de empresas para poner en marcha proyectos y posibilitar la participación en los grandes proyectos internacionales es uno de los retos básicos del sector para afianzar la competitividad del clúster aeronáutico. En este sentido, las empresas Ayesa y Sevilla Control, con la puesta en macha de Ayesa Air Control han entendido la necesidad de cooperar para generar sinergias, afrontar los retos de la globalización, crecer y ser más competitivas. Una estrategia similar siguen Aertec y Elimco, que han impulsado la creación de Glenser Aeroespace,

 

Ayesa Air Control es fruto de la respuesta de Ayesa y Grupo Sevilla Control al nuevo escenario económico y a las reiteradas peticiones de concentración de empresas en general y de ingenierías en particular que tanto desde la Administración pública como desde las grandes tractoras se venía haciendo desde 2011, al objeto de disponer de un conjunto de empresas más sólidas, y con mayor entidad tanto técnica como financiera para poder abordar los retos que los nuevos proyectos van a requerir.

Ayesa se dedicada a actividades de ingeniería (civil, industrial, energía, etc.) y tiene una fuerte presencia en el campo de las tecnologías de la información y de la comunicación. Por su parte, el Grupo Sevilla Control tiene una sólida tradición aeronáutica estando presente en la práctica totalidad de los procesos (ingeniería, fabricación, montaje, instalaciones eléctricas, procesos especiales, etc.).

Ayesa Air Control es una empresa participada al 50% por Ayesa y por el Grupo Sevilla Control, y dedicada a la ingeniería aeronáutica. Actualmente tiene una plantilla de 52 personas de las cuales más del 90% son ingenieros, y desarrolla la mayor parte de su actividad en el área de la ingeniería de fabricación, aunque también tiene actividad dentro del campo del diseño (colaboración con Alestis en el desarrollo de la Belly Fairing del A350), en actividades de defensa (línea de vuelo del Eurofighter), y en aplicación de modificaciones para aviones en servicio a través de la certificación DOA.

Glenser Aerospace

Por su parte, Glenser Aerospace nace en 2012 fruto de la fusión de las capacidades de ingeniería aeronáutica y experiencia de más de diez años en el sector aeroespacial de las empresas AERTEC y ELIMCO. Esta nueva empresa presta servicios de ingeniería a todo el ciclo de vida del avión, participando en el diseño, la ingeniería de fabricación, pruebas y mantenimiento.

En estos momentos, Glenser gestiona actualmente un equipo de más de 80 ingenieros con experiencia y es capaz de incrementar su capacidad de forma inmediata hasta 250 ingenieros, y a pocos meses de su puesta en marcha, la empresa ha adquirido un papel relevante en las diferentes tecnologías de ingeniería de fabricación para los productos estrella de AIRBUS Military, el nuevo avión de transporte militar A400M y los Tanqueros. Asimismo, Glenser es responsable de la estandarización bajo técnicas LEAN de los procesos de fabricación de todos los programas de AIRBUS Military en sus plantas de producción.

GLENSER tiene su sede en Aerópolis, Sevilla, y su internacionalización se apoya en la presencia de sus socios en países con destacada industria aeronáutica como Francia, Alemania, Brasil y México.