dreamair

Primer vuelo del prototipo de vehículo aéreo autónomo para pasajeros de Boeing

Boeing completó ayer con éxito el primer vuelo de prueba de su prototipo de vehículo aéreo autónomo de pasajeros (PAV) en Manassas, Virginia. El programa Boeing NeXt, y está llamado a liderar los esfuerzos de movilidad aérea urbana de la compañía.

Para ello, cuenta con su filial, Aurora Flight Sciences, responsable de diseñar y desarrollar el avión eléctrico de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL), con el que continuará continuará realizando pruebas para mejorar la seguridad y confiabilidad del transporte aéreo autónomo bajo demanda.

El prototipo del PAV completó un despegue controlado, vuelo estacionario y aterrizaje. Durante el vuelo se probaron las funciones autónomas del vehículo y los sistemas de control en tierra. Los vuelos futuros se dedicarán a probar el despegue y el vuelo hacia adelante, así como la fase de transición entre los modos de vuelo vertical y delantero. Esta fase de transición suele ser el desafío de ingeniería más importante para cualquier avión VTOL de alta velocidad.

Boeing

«En un año, hemos pasado de un diseño conceptual a un prototipo volador», dijo el director de Tecnología de Boeing, Greg Hyslop. «La experiencia y la innovación de Boeing han sido críticas en el desarrollo de la aviación como la forma de transporte más segura y eficiente del mundo, y continuaremos liderando con un enfoque seguro, innovador y responsable de las nuevas soluciones de movilidad».

Impulsado por un sistema de propulsión eléctrica, el prototipo PAV está diseñado para vuelos totalmente autónomos desde el despegue hasta el aterrizaje, con un alcance de hasta 50 millas (80,47 kilómetros). Con una medida de 9.14 metros de largo y 8.53 metros de ancho, su avanzada estructura de avión integra los sistemas de propulsión y ala para lograr un vuelo eficiente hacia adelante.

John Langford, presidente y director ejecutivo de Aurora Flight Sciences, dijo que «la autonomía certificable va a hacer posible la movilidad aérea urbana silenciosa, limpia y segura».

El vuelo de prueba representa el último hito para el Boeing NeXt. La división trabaja con agencias reguladoras y socios de la industria para liderar la introducción responsable de un nuevo ecosistema de movilidad y asegurar un futuro donde los vehículos aéreos autónomos y pilotados coexistan de forma segura. Además del PAV, la cartera de Boeing NeXt incluye un vehículo aéreo de carga totalmente eléctrico (CAV) no tripulado, diseñado para transportar hasta 226 kilogramos y otras plataformas de movilidad urbana, regional y global. El CAV completó su primer vuelo interior el año pasado y pasará a las pruebas de vuelo al aire libre en 2019.