dreamair

CATEC experimentará en Doñana la aplicación de aviones no tripulados a la vigilancia ambiental

El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) trabaja en una línea de investigación dirigida a la aplicación de vehículos aéreos no tripulados a las tareas de vigilancia ambiental. Concretamente, el proyecto de I+D, ya en marcha, pretende crear y validar sistemas que integren estos vehículos aéreos con redes inalámbricas de sensores en tierra para monitorizar el medio natural. «Se trata, por ejemplo, de que los sistemas embarcados en los vehículos no tripulados sean capaces de detectar fuentes de contaminación, así como monitorizar no solamente la flora, sino también la fauna, empleando también las redes inalámbricas de sensores en tierra integradas con los sistemas de los vehículos aéreos», explicó Aníbal Ollero, director científico de CATEC y catedrático de la Universidad de Sevilla.

 

Ollero subrayó que los aviones deben ser capaces de actuar de manera autónoma, «determinando trayectorias que le permitan, de forma eficiente, seguir a unos determinados animales o ir a sitios donde hay más densidad contaminante y desplegar allí sensores que permitan aumentar la resolución de las medidas».

Los resultados pioneros de esta investigación representarán una novedad de carácter internacional. Las pruebas se realizarán concretamente en los aledaños del Parque de Doñana, aprovechando la Infraestructura Científica y Tecnológica (ICTS) del Parque. Allí se experimentarán los avances que los resultados de esta investigación puedan significar para la conservación de espacios protegidos y en general para la lucha contra la contaminación y la defensa del medio ambiente. Esta fase de experimentación se realizará fundamentalmente en los años 2012 y 2013 y será la última de un proyecto que se inició en octubre de 2010 y que ahora se encuentra en la etapa de diseño de los sistemas y de investigación de los métodos para probarlos.

Automatización de los aeropuertos

Esta investigación forma parte del proyecto europeo PLANET, perteneciente al VII Programa Marco de la Comisión Europea, con un coste de unos 7 millones y una subvención de 4,9 millones. Además de la aplicación a la conservación del medio natural, este proyecto tiene un segundo escenario de aplicación que es la automatización de los aeropuertos. Esta segunda aplicación también se experimentará en España, concretamente en Jaén, en el Centro el Centro de Vuelos Experimentales ATLAS, «algo que habla de forma elocuente del protagonismo de nuestro país y más concretamente de Andalucía en este proyecto europeo».

«También participa AICIA-Universidad de Sevilla, la Estación Biológica de Doñana del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Boeing Research and Technology Europe y ETRA», comentó Aníbal Ollero, que es coordinador asociado del proyecto. Además de estas cinco entidades, en el consorcio encargado de este proyecto participan otros 7 socios de Alemania, Reino Unido, Italia y Bélgica. El 38% del presupuesto se gestiona en España.

El proyecto PLANET utiliza resultados obtenidos en el finalizado proyecto AWARE del VI Programa Marco, coordinado por el director científico del CATEC, Aníbal Ollero. Algunos de los resultados obtenidos entonces sobre despliegue de sensores con helicópteros autónomos, serán aplicados en aviones autónomos no tripulados, tales como Viewer y X-Vision, pertenecientes al CATEC. La experimentación de AWARE también se realizó en Sevilla, concretamente en la fábrica de Protec Fire del Grupo Iturri en Utrera (Sevilla).

CATEC

El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) es un centro de excelencia que actúa de interfaz entre los agentes del sistema Ciencia, Tecnología y Empresa, y que trabaja para mejorar la competitividad del sector a través de la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación.

CATEC forma parte de las infraestructuras tecnológicas del Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía, Aerópolis, único complejo empresarial e industrial de España dedicado en exclusiva al sector aeronáutico y que se ubica junto al aeropuerto de Sevilla y la factoría de Airbus Military y la FAL del avión A400M. Las instalaciones del CATEC, que acumulan una inversión de más de 21 millones de euros, cuentan con un espacio de 3.000 metros cuadrados para laboratorios y talleres y 1.500 metros cuadrados de oficinas.

La cartera de proyectos de I+D gestionados por CATEC asciende en la actualidad a más 5,3 millones de euros y sus investigaciones y servicios abarcan las áreas de materiales y procesos, ensayos estructurales, automatización y robótica, simulación y software, aviónica y sistemas no tripulados, gestión del conocimiento y plataforma de UAVs.