dreamair

Iberia, Airbus y Fomento lanzan un proyecto sobre biocombustible para reducir las emisiones de CO2

Iberia, el Ministerio de Fomento, Airbus y la empresa estatal Senasa han firmado hoy un acuerdo para poner en marcha un proyecto que permita la producción y uso sostenible de biocombustibles para uso en aviación.  El acuerdo ha sido firmado en el marco de las jornadas Aerodays 2011, organizadas por el CDTI y por la Comisión Europea, y que se celebran en Madrid del 30 de marzo al 1 de abril. En la firma del acuerdo han estado presentes Antonio Vázquez, presidente de Iberia, Isaías Táboas, secretario de Estado de Transportes, Tom Enders, presidente y CEO de Airbus, y Eugenia Llorens, presidenta del Senasa.

 

El objetivo del acuerdo es promover y apoyar las iniciativas que permitan desarrollar una cadena completa de producción de biocombustibles para la aviación española y el uso sostenible de los recursos, desde la producción hasta el consumo final en la aviación comercial.

La cadena de valor está formada por los agricultores, las refinerías de petróleo y las compañías aéreas y su misión será llevar a cabo la comercialización de biocombustibles. La primera fase del proyecto será el estudio de viabilidad, la segunda fase se centrará en las soluciones más ventajosas y la tercera fase, a partir de 2014, consistirá en la puesta en marcha del proceso de producción.

Para Antonio Vázquez, «la lucha contra el cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta nuestra industria. El transporte aéreo sólo podrá alcanzar sus objetivos de reducción de emisiones si el uso de combustibles alternativos sostenibles se convierte en una realidad. En el marco de esta iniciativa, Iberia aporta su amplia experiencia en la operación de vuelo y mantenimiento de aeronaves para realizar las pruebas necesarias que permitan conseguir alcanzar cuanto antes esta realidad».

Por su parte, Tom Enders señaló que «los biocombustibles son una necesidad en la aviación para lograr que nuestra industria alcance objetivos ambiciosos de reducción de CO2. De hecho, creemos que los biocombustibles deben ser reservados principalmente para la aviación dado que  nuestra industria no tiene otra fuente viable de energía alternativa. Todos los actores de la industria, incluidos los gobiernos, tienen un papel que desempeñar en la reducción de los niveles globales de emisiones de CO2. El enfoque específico de Airbus es ayudar a desarrollar cadenas de valor de biocombustibles que den pasos adelante  y nos ayuden a hacer realidad estos objetivos».

Según Isaías Táboas, «la puesta en marcha del uso de biocombustibles de aviación en España, como proyecto integral de la cadena de valor, es un objetivo que permitirá reducir nuestra dependencia energética del petróleo, dar mayor competitividad a nuestras compañías por su reducción de costes asociados al CO2  y crear valor y riqueza en otros sectores de la economía nacional. Confiamos plenamente en que tanto el sector público como el privado puedan cooperar en su desarrollo y puesta en marcha».

Esta iniciativa ha sido liderada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA),  Senasa y el Observatorio de Sostenibilidad en Aviación (OBSA). El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, el Ministerio de industria, a través del IDEA, y las empresas privadas del sector energético, aeronáutica, logística y agrícolas están cooperando con el Ministerio de Fomento en el desarrollo de la iniciativa.