dreamair

AESA, Magrama, IDEA y Senasa impulsan una iniciativa para producir biocombustible para la aviación

aviacion_biocombustible

Objetivo: que en 2020 España reduzcan 20% las emisiones contaminantes

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha firmado junto con otros organismos públicos el II Convenio Específico de Colaboración para el impulso de una iniciativa española de producción y consumo de biocombustible para la aviación, que tiene por objetivo lograr una mayor eficiencia energética en el sector del transporte aéreo.

AESA ha firmado el convenio con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) y la Sociedad Estatal Servicios y Estudios para la Navegación Aérea y Seguridad Aeronáutica (Senasa).

Este segundo convenio de colaboración viene a renovar los compromisos adquiridos en el Acuerdo Marco firmado en 2009 cuyo objetivo es conseguir una mayor eficiencia energética en el sector del transporte aéreo, un uso más racional de la energía y el aprovechamiento de las fuentes de energía renovables de las instalaciones y edificios destinados al transporte aéreo.

Todo ello con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero imputables a dicho medio de transporte, tanto para las aeronaves en operación como para los aeropuertos y las instalaciones e infraestructuras necesarias para el desarrollo de la actividad, así como los equipos de apoyo en tierra y medios de acceso a dichas infraestructuras.

El tabaco es una de las plantas susceptibles de utilizarse para producir biocombustible

El tabaco es una de las plantas susceptibles de utilizarse para producir biocombustible

Una vez que, en el año 2020, España deberá cumplir con el objetivo de la Unión Europea de reducir el 20% las emisiones de gases efecto invernadero respecto a los niveles de emisiones del año 2005, y, de acuerdo con la Directiva de Energías Renovables deberá cubrir un 10% de su consumo en el sector del transporte con fuentes de energía renovables.

El convenio ahora firmado tiene como objeto promover el desarrollo de la cadena integral de producción de bioqueroseno para su empleo por la aviación en España, considerando todo su ciclo de vida, desde la producción de materias primas sostenibles hasta el uso comercial de las aeronaves.

Para ello, se estudiaran los efectos de la producción y el uso del bioqueroseno en diversos ámbitos como el medioambiental, en donde se valorará la posibilidad de realizar un análisis del ciclo de vida completo del producto. En el ámbito económico, se analizará la competitividad, la creación de empleo asociada y el desarrollo económico en los sectores agrícola, industrial y aeronáutico

Además se busca favorecer el desarrollo de una industria de producción y un mercado de consumo de bioqueroseno en España fortaleciendo y posicionando el sector aéreo español, así como a las industrias implicadas en el ciclo productivo del bioqueroseno. También se analizará la necesidad de desarrollar las medidas regulatorias e incentivos económicos necesarios para facilitar la viabilidad de esta nueva industria en España. Sin descartar colaborar con iniciativas internacionales, principalmente europeas e iberoamericanas, que se desarrollen para la producción y consumo de bioqueroseno.