dreamair

Un grupo de pasajeros del vuelo Barcelona-Dakar intento impedir la expulsión de un ‘sin papeles’

Twitter @Stopdeportacion

Un grupo de pasajeros retrasó ayer durante varias horas en el Aeropuerto de Barcelona el despegue de un avión de Vueling rumbo a Dakar al levantarse de sus asientos en protesta por la expulsión de un senegalés ‘sin papeles’ que viajaba en la aeronave acompañado por dos policías y que estaba siendo extraditado.

El avión debía despegar a las 16:30 horas, pero cuando los pasajeros accedieron al interior de la aeronave observaron que un hombre negro estaba esposado y, al parecer, dedujeron que estaba siendo deportado. Esta persona había intentado entrar en España, pero en los controles del Aeropuerto de Barcelona fue rechazado al no tener la documentación necesaria o en regla.

Un grupo de pasajeros se solidarizó con el expulsado y empezó a protestar y reclamar que saliese del avión. El comandante de Vueling se negó y una hora y media después de haberse iniciado el conflicto se personó una dotación de la Guardia Civil, que obligó a los pasajeros a desalojar la cabina del avión.

Fuera del aparato la policía identificó a unas seis personas, que serían las que habrían montado la protesta. Han sido denunciados por desórdenes públicos y comprometer la seguridad del vuelo. A estas personas se les impidió regresar al avión, que despegó pasadas las 21 horas.

La salida del avión con horas de retraso comporta que el vuelo de regreso de Dakar a Barcelona no salga hoy tal y como estaba previsto ya que la tripulación sobrepasa las horas de trabajo. El vuelo saldrá mañana lo cual comporta que la aerolínea tenga que pagar el alojamiento de los pasajeros y hacer frente a las posibles indemnizaciones de pasajeros. En total, 342 pasajeros se van a ver afectados por el conflicto. Vueling realiza una vez a la semana el vuelo Barcelona – Dakar y viceversa.