dreamair

El Avión del Parque de Atracciones Tibidabo de Barcelona vuelve a sobrevolar la ciudad


Hoy ha vuelto a funcionar en el Parque de Atracciones del Tibidabo el Avión después de cinco meses de proceso de rehabilitación. La atracción casi centenaria, grabada en el imaginario colectivo de varias generaciones de la ciudadanía de Barcelona y Cataluña vuelve a sobrevolar Barcelona.

En un ambiente festivo ambientado con los diferentes personajes que han ido disfrutando del avión a lo largo de la historia, el acto inaugural ha contado con la presencia también de los miembros del Tibiclub, socios del Tibidabo, y de personalidades muy vinculadas a la historia del Parque como los descendientes y familiares del promotor del Parque, el Dr. Salvador Andreu, y el ingeniero y constructor del avión, Marià Rubió i Bellver.

El proyecto de rehabilitación de una atracción de 1928

El 23 de septiembre de 1928, el Avión del Tibidabo, réplica del primer aparato que en 1927 realizó el trayecto entre Barcelona y Madrid, hacía el primer vuelo. Una atracción pionera y casi centenaria, de las que mejor representa la época en que fue creada cuando la ciencia y la tecnología se ponen por primera vez al servicio de la diversión de la ciudadanía.

El proyecto de rehabilitación, a cargo del arquitecto Dani Freixas, se ha basado en la recuperación del carácter original del avión que se inauguró en 1928.

Ayuntamiento de Barcelona

Restauración en el interior que recrea la época de su construcción

Siguiendo estos conceptos, se ha restaurado al máximo posible los elementos existentes, incorporando sólo los elementos nuevos necesarios y que ayuden a recrear mejor la época en que se construyó.

Así, se han tapizado de nuevo las sillas y barnizado elementos de madera como las ventanas. También se ha reparado y restaurado el indicador de rumbo, las luces del techo de latón y los acabados del baño que hay en el interior.

Ayuntamiento de Barcelona

Un exterior que recupera el diseño original

En cuanto al exterior y con la misión de reproducir al máximo un avión de la época, tal como hizo el Dr. Salvador Andreu, se ha recuperado el acabado de las chapas metálicas que lo forraban.

En cuanto al grafismo, se ha recuperado el diseño original con un gran T1 en el lateral, añadiendo debajo del ala una numeración que corresponde a la fecha de inauguración de la atracción: 23·9·28, y en la parte delantera des los laterales el nombre de TIBIDABO, simulando la línea aérea oficial del aparato. Se ha incorporado también en el empenaje de cola la señera, al igual que se hacía a todos los aviones de la época y tal y como se hace actualmente.

Twitter de Jaume Collboni

El objetivo es que la atracción se identifique claramente con el Parque, y por lo tanto con la ciudad, y también con su situación como parte indispensable de la skyline de la montaña del Tibidabo.

Los colores utilizados son el rojo y el amarillo y la tipografía la misma utilizada en los aviones del mismo modelo o similar de la marca Rohrbach Roland de la época.

La iluminación exterior también cambia para dar más protagonismo al aparato. El efecto conjunto hace que el avión sea claramente visible desde el Parque, cuando está en la zona de embarque, y también en su recorrido volante por la parte superior de la ciudad donde se verá en contraste con el cielo por la noche, sobre la ciudad iluminada.

Twitter de Jaume Collboni

Zona de acceso

En la zona previa de acceso al Avión se han realizado una serie de actuaciones para que los visitantes se adentren en la historia de la atracción más emblemática del Parque antes de subir. Así, en el espacio de espera para acceder a la atracción se han instalado unos paneles informativos e ilustrativos que explican las curiosidades del que fue el primer simulador de vuelo de la historia, una compilación de las personalidades que lo han visitado o las diferentes tematizaciones que ha tenido a lo largo de los años, entre otras informaciones.