dreamair

La decana del COIAE pide «un esfuerzo en I+D para que la industria aeronáutica española siga compitiendo»

Estefanía Matesanz, decana del COIAE

Estefanía Matesanz, decana del COIAE

Seguridad, innovación y competitividad son y deben seguir siendo los tres pilares fundamentales que el ingeniero aeronáutico aporta a la industria. Así lo ha manifestado Estefanía Matesanz, decana del Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (2.800 colegiados), en la jornada de homenaje a los 50 años del COIAE celebrada ayer.

Seguridad y cultura de seguridad en las operaciones, como prioridad absoluta. La innovación, como el activo fundamental para lograr avances esenciales en el sector, y que sin duda, debe de estar apoyada por la I+D, su inversión es necesaria para que España no se quede atrás. Y por último, la competitividad.

En este último punto, Matesanz, ha destacado la necesidad de generar desarrollos y trabajos con los que se pueda competir, no solo por calidad sino por precio. Y ha añadido: «España es capaz de hacer grandes cosas, en términos aeronáuticos, si nos lo proponemos. Pocos países, por ejemplo, pueden hacer completar el desarrollo completo de un avión, desde cero. No debemos perderlo».

Matesanz ha recordado la amplia capacidad del ingeniero aeronáutico: «No solo son los responsables del desarrollo de cuestiones técnicas, juegan un papel fundamental en la seguridad del transporte aéreo y en el desarrollo de la industria. Tienen responsabilidad en la gestión y desarrollo de todas las ramas de la ingeniería aeronáutica: operaciones aéreas y compañías, consultoría, diseño, certificación, fabricación y mantenimiento de aeronaves y motores, desarrollo espacial, así como en navegación aérea, en la que somos un ejemplo a nivel mundial y, por supuesto, en aeropuertos, tanto en su construcción como en su gestión».

Ha destacado que la función del ingeniero aeronáutico aporta una visión muy global. Su función durante estos años se ha ido ampliando y ha hecho evolucionar no solo a la industria aeronáutica, sino a otros desarrollos y aplicaciones en sectores afines.

Por otra parte, ha celebrado que los ingenieros aeronáuticos, por fin estén reconocidos como nivel Máster en el ámbito europeo, lo que sin duda ayudará a integrar su conocimiento en Europa y avanzar en competitividad para las empresas y emprendedores españoles.

Además de reconocer la función del ingeniero aeronáutico y su aportación a la industria, el acto ha servido de reconocimiento a todos los demás colectivos aeronáuticos, vitales para mejorar el sector.

Durante la jornada también se ha destacado el papel realizado por el Colegio de ingenieros aeronáuticos como promotor de la mejora de la ingeniería aeronáutica, como regulador de la actividad, como ayuda para los emprendedores, como apoyo para todo el colectivo o como colaborador con las autoridades o como enlace entre universidad y empresa. Se ha homenajeado a todos los decanos y miembros de las juntas directivas, Matesanz ha valorado su esfuerzo y dedicación a lo largo de estos cincuenta años de historia del COIAE.

Al acto ha asistido la secretaria general de transportes, Carmen Librero y  el general del Ejército del Aire, Moisés Fernández. Ha contado con diversas ponencias de los ingenieros aeronáuticos Manuel Abejón, Rafael Acedo, Francisco Quereda, Cristina Cuerno, Luis Gallego y Vicente Padilla, todos ellos colegiados relevantes en diferentes puestos de la universidad e industria aeronáutica. La jornada ha sido apoyada por: Airbus Group, Isdefe, Airbus Helicopters España, CITHE, EINSATE y Aviation Island.