dreamair

La Fundación Eurocopter se asocia con dos ONG para propiciar la formación en aeronáutica de discapacitados y ayudar a las comunidades más desfavorecidas

Foto: Eurocopter

Foto: Eurocopter

La Fundación Corporativa de Eurocopter ha puesto en marcha sus primeras iniciativas por medio de acuerdos concluidos con dos organizaciones no gubernamentales (ONG) radicadas en Francia: la asociación Castel Mauboussin y Acting for Life.

Al colaborar con la asociación Castel Mauboussin, que ayuda a personas discapacitadas a seguir carreras profesionales en la industria aeronáutica, la Fundación Eurocopter apoya la formación de asistentes de vuelo para los helicópteros que prestan servicios de socorro sanitario. Se trata de una nueva profesión exigida ahora por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA).

La nueva regulación, que requiere la presencia de un asistente a bordo en todos los vuelos de socorro sanitario a partir de 2014, mejorará aún más los estándares de misión y la seguridad en vuelo, y propiciará la creación de unos 130 nuevos puestos de trabajo en Francia. Durante los próximos dos años, con el apoyo financiero de la Fundación Eurocopter, la asociación Castel Mauboussinn impartirá formación a tres personas discapacitadas a partir de septiembre, empezando por una joven alumna.

A través de su asociación con Acting for Life, la Fundación ayudará a las comunidades más desfavorecidas en países en vías de desarrollo, comenzando con la puesta en marcha de un programa trienal de desarrollo en una comunidad de México, país en el que Eurocopter está presente desde hace más de tres décadas.

El proyecto, lanzado este mes, tiene la tarea de mejorar las condiciones sanitarias y de nutrición locales, así como de impulsar el desarrollo económico en la Sierra Madre Oriental, una región montañosa azotada por la pobreza. En la asistencia a las familias se incluyen el acceso a formación, servicios de microfinanciación, parcelas de cultivo biológico y fuentes para recogida de agua limpia. El modelo se ampliará luego a otras zonas rurales de México.

“Apoyar iniciativas que ayuden a comunidades y a gente en dificultades o al desarrollo de los jóvenes es algo que forma parte de los valores fundamentales de nuestra empresa, ya sea empleando los helicópteros directamente para ayuda humanitaria, ya sea prestando apoyo a organizaciones que se distinguen por su trabajo diario sobre el terreno”, dijo el presidente de Eurocopter, Guillaume Faury. “Estas dos colaboraciones llevan nuestro compromiso con la sociedad a una nueva dimensión y representan las primeras de las muchas iniciativas que nuestra Fundación apoyará en el futuro”.

La Fundación Eurocopter, creada en 2012, es una entidad jurídicamente independiente, apolítica y sin ánimo de lucro que agrupa las iniciativas humanitarias lanzadas por el Grupo en todo el mundo. El campo de actividades abarca intervenciones de emergencia, ayuda a países en vías de desarrollo, acciones en favor de personas en dificultades a causa de discapacidades, enfermedad, pobreza o que se encuentran en situaciones extremadamente difíciles, aparte de asistencia a jóvenes desfavorecidos por medio de la transmisión de conocimientos técnicos de aeronáutica.