dreamair

Aterrizaje de emergencia de un Piper Cherokee cerca del aeropuerto de Sabadell

El viernes 2 de julio entono a los 11 horas el monomotor Piper PA-28-235 Cherokee (EC-LDP) realizó un aterrizaje de emergencia a unas decenas de metros del vallado del aeropuerto de Sabadell, en una zona despejada de obstáculos, resultando con heridas leves los dos ocupantes del aparato.

Según informó «Diari de Sabadell» el siniestro se produjo cuando el  piloto y el copiloto «realizaban un vuelo de comprobación de los mecanismos del aparato». De regreso al aeropuerto, el motor se paró, prosiguiendo el vuelo en fase de planeo.

 

El avión se posó en terrenos del Parc Central del Vallès, cerca de la vía de tren de Renfe y de un camino por el que suelen pasar personas. El aparato sufrió importante daños, al quedar destrozado el tren de aterrizaje y las alas, aunque éstas no se desprendieron del fuselaje.

 

Los ocupantes, Carlos G. J., de 35 años, y el inspector de Aviación Civil, Enric Sanmartí Aulet, de 64. Sanmartí, ingeniero aeronáutico de amplia trayectoria profesional, fue director de la Dirección General de Aviación Civil unos años, siendo ministro de Fomento Álvarez Cascos. El diario informó que los ocupantes abandonaron el avión por su propio pie con sólo «magulladuras» y el susto en el cuerpo. Fueron trasladados al Hospital Parc Taulí de Sabadell, donde recibieron el alta tras un reconocimiento médico.

El avión siniestrado tuvo matrícula francesa F-BVVX hasta diciembre de 2009, cuando se matriculó en España.

Al lugar del siniestro, además de las emergencias y fuerzas del orden, se personaron el alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, y la acaldesa de Barberà del Vallès, Ana del Frago. Según «Diari de Sabadell» el próximo lunes se reunirán los alcaldes con el conseller de Política Territorial i Obres Públiques de la Generalitat, Joquim Nadal, para analizar la situación.

El siniestro se produce en un contexto de prolongada y fuerte descenso del número de operaciones del aeropuerto de Sabadell.

 

Edición: José Fernández / Fotos: «Diari de Sabadell» – Juanma Peláez y José Ramón Pérez Ebrí