dreamair

EL COPAC PIDE AYUDAS AL MINISTERIO DE TRABAJO PARA PALIAR EL PARO ENTRE LOS PILOTOS PROFESIONALES

Los expedientes de regulación de empleo (ERE) de Air Comet y Spanair afectan a cerca de 250 pilotos que se suman a los más de 4.000 pilotos en paro actualmente. El Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC) quiere evitar que la experiencia y cualificación de los pilotos se pierda como consecuencia de la crisis económica, según informa el COPAC en un comunicado de prensa.

Ante la gravedad de las consecuencias que la c

risis económica está teniendo sobre el sector aéreo y sus profesionales, el COPAC ha solicitado hoy al Ministerio de Trabajo e Inmigración y al Ministerio de Fomento ayudas para evitar que el conocimiento y la experiencia de los pilotos, profesionales altamente cualificados que prestan un servicio a la sociedad, se pierda por las circunstancias económicas actuales. En este sentido, el COPAC ha presentado, junto al SEPLA, una propuesta orientada a facilitar la formación continua de los pilotos que permita su reincorporación a las compañías aéreas.

 

Los más de 130 pilotos de Air Comet y los más de 100 de Spanair que ahora se verán afectados por los Expedientes de Regulación de Empleo que han presentado ambas compañías, se suman a los cerca de 800 pilotos que en los últimos meses han perdido su puesto de trabajo. Esta situación ha provocado a su vez que más de 100 pilotos españoles se hayan ido a volar a compañías de otros países, especialmente de Asia y Oriente Medio.

 

Para el COPAC es lamentable que la cualificación y experiencia de estos profesionales, que aportan un valor añadido fundamental a la operación de vuelo, a la seguridad aérea y a la aviación en su conjunto, se pueda perder por las circunstancias económicas actuales, en detrimento tanto del sector aéreo como del servicio a los usuarios del transporte aéreo.

 

El COPAC confía en que los Ministerios de Fomento  y Trabajo adopten medidas para evitar esta sangría de profesionales que supone un deterioro del sector aéreo nacional. Así mismo, espera que la autoridad aeronáutica vele con más rigor por la correcta gestión y la viabilidad económica de las compañías aéreas, para evitar casos como el de Air Comet, cuyo cierre, después de varios meses de problemas económicos, tiene graves consecuencias tanto para sus empleados y como para los pasajeros afectados.

 

Edición: José Fernández