dreamair

El SLTA logra sanciones para las compañías que imponen cláusulas de permanencia por habilitaciones

Foto: Inaer

Foto: Inaer

Imponer cláusulas de permanencia a las tripulaciones por los cursos de habilitación es ilegal y acarrea sanciones graves. Así lo dicta la Inspección de Trabajo en una ejemplar resolución contra la compañía Inaer por imponer obligaciones de permanencia a sus trabajadores con importes económicos desmedidos por los cursos de habilitación necesarios para operar las aeronaves.

Gracias a una denuncia interpuesta por el Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos (SLTA) el pasado mes de abril, se ha conseguido marcar un punto de inflexión contra quienes practican tales abusos.

Desde el sindicato se argumentó que la necesidad de la habilitación viene obligada por el tipo de helicópteros que la empresa oferta en las distintas licitaciones. Dicha formación corresponde por tanto a la empresa por ser necesaria para la prestación del servicio que la empresa oferta, no por ser necesaria para el trabajador. Por ello, no cabría cláusula de permanencia al no tratarse de una formación especializada.

La jurisprudencia establece claramente que no constituye formación especial la habilitación que no aporta al trabajador un plus de cualificación, sino que es un simple requisito para «conducir determinados vehículos en determinada empresa».

Este hecho ha sido sistemáticamente violado en el caso de la mayor parte de las compañías aeronáuticas, compañías cuya forma de proceder es establecer unas cláusulas y cuantías abusivas por los cursos, ocasionando con ello un grave perjuicio a sus empleados.

Estas prácticas, tal y como afirma la Inspección de Trabajo de Alicante, suponen una violación de las normas tipificada como grave y acarrean importantes cuantías económicas a las que a partir de ahora las empresas tendrán que hacer frente. La cuantía máxima de la multa es de 6.250 euros, pero previsiblemente la empresa la recurrirá con la finalidad de que sea el mínimo legal. Es lo único que puede hacer la empresa ya que los hechos probados en la sanción son inapelables.

Desde el SLTA se quiere agradecer una vez más a todos y cada uno de los trabajadores que han colaborado en la buena resolución de esta denuncia, aportando las pruebas y documentación necesarias para demostrar la realidad de los hechos.

Los responsables del sindicato reiteran que la colaboración del personal en activo es parte fundamental para poder ir destapando todas las irregularidades ante las autoridades y poner en el sector con las condiciones que merecen sus trabajadores.