dreamair

SEPLA denuncia que Vueling viola el derecho a la libertad de expresión de sus pilotos

Tripulación de Vueling junto a un A321 de la compañía / Vueling

Tripulación de Vueling junto a un A321 de la compañía / Vueling

La compañía Vueling ha prohibido a sus pilotos hablar con periodistas o medios de comunicación, así como colgar cualquier comentario en redes sociales relacionado con la compañía.

Así se desprende de una carta que la compañía ha enviado a todo el colectivo de pilotos, incluidos los miembros de la sección sindical de SEPLA y de los diferentes comités. En ella, Vueling prohíbe expresamente «hacer declaraciones y conceder entrevistas a los medios de comunicación» de cara a la inminente campaña de verano, época en la que, según la compañía, se produce una «mayor atención» por parte de la prensa.

Asimismo, Vueling pide «extremar la prudencia» con los comentarios que se viertan en las redes sociales, ya que «pueden ser utilizados no solamente por medios de comunicación, sino difundido a través de cualquier persona con perfil». Vueling recuerda que posee su propio equipo de portavoces, y que deben ser ellos quienes atiendan a los medios.

«Decirnos cuándo, dónde y con quién podemos o no podemos hablar no sólo es una violación clara del derecho a la información y a la libre expresión, sino que también afecta a nuestro derecho a la libertad sindical, indispensable para hacer correctamente nuestro trabajo a la hora de representar a nuestros compañeros pilotos», lamentan desde la sección sindical de SEPLA en Vueling.

Esta misiva se produce en un contexto de enorme descontento entre el colectivo de pilotos, que lleva más de un año contemplando cómo la compañía incumple reiteradamente el convenio colectivo de pilotos, así como el acuerdo que ella misma firmó en agosto de 2015 con SEPLA.

Dicho acuerdo establecía las condiciones laborales de las bases que Vueling en el extranjero, en aquel momento la de Fiumicino (Roma). Actualmente, Vueling ha sumado a esa base extranjera otra en París, donde tampoco está aplicando las condiciones de dicho acuerdo.

El pasado viernes, 3 de junio, la Sección Sindical de SEPLA envió a Vueling una convocatoria para poner en marcha la comisión de interpretación del convenio colectivo, con el fin de buscar una solución a este conflicto.

«Esta carta parece ser la respuesta a nuestra convocatoria, y da muestras del temor que tiene Vueling a que se desvele su política de negarse constantemente a cumplir lo establecido tanto en nuestro convenio como en los pactos firmados. Recordamos –finalizan desde la sección sindical- que cualquier atentado a la libertad sindical, así como a la libertad de expresión, podría tener trascendencia penal para la compañía».