dreamair

Bombardier despedirá en dos años a 3.800 empleados de la división de aeronáutica

Empleados de Bombardier posan junto al primer CS100 de serie

Empleados de Bombardier posan junto al primer CS100 de serie

Bombardier, cuarto fabricante mundial de aviones, centrado en los segmentos de aviones regionales y de negocios, ha anunciado hoy que despedirá a 3.800 empleados entre este año y 2017. Otros 3.200 trabajadores, de la división de ferrocarril, también serán despedidos. De los 7.000 afectados, 2.000 son empleos eventuales.

El fabricante indica en un comunicado, en el que informa del volumen de los resultados económicos de 2015, que esta reducción de plantilla, «será compensada en parte con la contratación en algunas aéreas de crecimiento», como los aviones C Series CS100 y CS300. Bombardier explica que «las tasas de producción de algunos aviones se han modificado debido a las condiciones macroeconómicas» y que «debe ajustar su fuerza de trabajo para que coincida con la futura carga de trabajo».

Sector de actividad                                                   Despidos
Aeroestructuras y servicios de ingeniería                    2.500
Aviones de negocios                                                           500
Aviones comerciales                                                                0
Ingeniería y desarrollo de productos aeronáuticos       800
Transpote ferroviario                                                        3.200
Total                                                                                    7.000

El aspecto positivo es que la producción en la fábrica de Mirabel, en Quebec, del CS 100 «se ha incrementado los últimos meses». La fabricación del nuevo avión implica hoy día a unos 3.450 trabajadores en todo el mundo, «y debe seguir creciendo los próximos años». Cuando se completen los despidos la empresa tendrá una plantilla global de 64.000 empleados.

Los despidos se producirán principalmenrte en Canadá y Europa, donde se concentra la producción aeronáutica y de transporte ferroviario. El fabricante informa, sin concretar, que «apoyará a los empleados despedidos» y les «proporcionará recursos para manejar su transición». La empresa destinará el primer año entre 250 y 300 millones de dólares para afrontar la reestructuración de plantilla.

Como contrapeso a esta nefasta noticia, Bombardier ha anunciado que ha firmado una carta de intenciones con Air Canada para vender 45 CSeries CS300 y otras 30 opciones más. El CS300 se encuentra aún en fase de certificación.

Este año Bombardier prevé entregar entorno a 150 jets de negocios y unos 95 aviones comerciales. Respecto de los aviones comerciales prevé pérdidas este año de entorno a 550 millones de dólares, derivadas principalmente de la incidencia dilutiva de los primeros años de producción del programa C Series, pues conviene recordar que los primeras entregas de un nuevo avión tienen un precio inferior que los que se comercializan cuando la producción está consolidada.