dreamair

Vueling y SEPLA pactan acuerdos sobre las condiciones laborales de los pilotos

Aviones de Vueling, en el aeropuerto de Barcelona - El Prat / Foto: JFG

Aviones de Vueling, en el aeropuerto de Barcelona – El Prat / Foto: JFG

La representación de los pilotos de Vueling en SEPLA y la dirección de la compañía han firmado un acuerdo que pone fin a varios meses de enconado conflicto y promete sentar las bases para un nuevo horizonte en Vueling. «Un acuerdo que demuestra, por fin, que Vueling cuenta con sus pilotos para afrontar los retos del futuro», en palabras del jefe de la Sección Sindical de SEPLA, José María Font.

El acuerdo regula varios de los puntos sobre los que parecía imposible alcanzar un acuerdo, como son las condiciones para abrir bases en el extranjero, las garantías sobre la producción de Vueling, la política de escalafón o la modificación del II Convenio Colectivo de pilotos.

Así, a partir de ahora los pilotos que pasen a trabajar o se contraten directamente en territorio extranjero se beneficiarán de las condiciones recogidas en el II convenio colectivo de pilotos, y podrán obtener ciertas compensaciones que minimicen los perjuicios de trasladarse a vivir al extranjero. Hasta la apertura de las últimas negociaciones, Vueling pretendía que los pilotos de sus bases fuera de España no estuvieran contratados por la compañía.

Además, se crea una comisión que garantice que no haya desvíos de la producción de Vueling en los casos en que se abran nuevas bases en el extranjero, evitando así la deslocalización de la producción. Así, en el caso de que haya un excedente de producción estacional en bases extranjeras, éste se deberá cubrir con pilotos de Vueling en España.

El acuerdo también contempla la creación de un escalafón único para todos los pilotos de Vueling tanto dentro como fuera de España, y modifica ciertos puntos del convenio en temas relativos a los turnos de guardia, los días libres o la computación del horario.

«Este acuerdo era indispensable para recobrar la confianza mutua, que para nosotros es la piedra angular sobre la que deben cimentarse las relaciones laborales dentro de una empresa», reitera el jefe de la Sección Sindical tras varios meses de agotadoras negociaciones. «Con la firma del acuerdo se ha puesto de manifiesto la fortaleza y unión de los pilotos de Vueling. Confiamos –prosigue Font- en que a partir de ahora se mantenga este clima, indispensable dentro del colectivo de pilotos para continuar siendo el motor que hace crecer esta compañía».