dreamair

El SLTA continúa con la defensa de las operaciones con dos pilotos

Helicóptero Kamov Ka-32A11BC (EC-JSP)

Helicóptero Kamov Ka-32A11BC (EC-JSP) / Archivo AeroTendencias.com

Debido a la reciente entrada en vigor del nuevo Real Decretp sobre Trabajos Aéreos y, tras las nuevas maniobras detectadas por parte de algunas empresas, con el objetivo -otra vez-, de eliminar copilotos para conseguir abaratar costes operacionales, el departamento de seguridad del Sindicato Libre del Transporte Aére (SLTA) se ha visto en la obligación de recordar que los Manuales de Vuelo de las distintas máquinas operativas por el territorio nacional están para cumplirse.

Y es que, a pesar de que el nuevo RD abre la puerta a volar con “tripulantes” durante tres años para permitir a las compañías adaptarse a la nueva normativa, algunos manuales de vuelo como el del Kamov KA32, usado en operaciones de lucha contra incendios, establece que para realizar carga externa la tripulación mínima debe de estar compuesta por dos pilotos debidamente habilitados.

Aun siendo esto algo tan evidente que casi raya el absurdo, algunas empresas, teniendo como base los intereses empresariales pero olvidando o aparcando lo más importante: LA SEGURIDAD AÉREA, han intentado basarse únicamente en la parte que les interesaba del RD para conseguir sus propósitos, pero obviando el manual de vuelo.

Justificaciones empresariales tan peregrinas como que, transportar 5 toneladas de agua colgadas de un gancho no significa realizar carga externa, si no “carga suspendida”, entre otras, han tenido que ser escuchadas en estos últimos meses.

Para seguir evitando controversias e interpretaciones absurdas sobre la problemática con respecto a la obligatoriedad o no, de llevar dos pilotos en operaciones LCI con Kamov, elevamos la consulta a AESA sobre esta cuestión. Aclarando este organismo mediante escrito, que el manual de vuelo establece para operaciones LCI una tripulación mínima de dos pilotos.

Queremos agradecer la profesionalidad del personal de AESA, en especial a la Jefa de división control seguridad y Operaciones en vuelo, que de una forma rápida, clara y concisa, ha puesto punto y final a un entramado de controversias dónde los profesionales nos encontrábamos sumergidos. Aportando seriedad y profesionalidad a nuestro Colectivo e incidiendo directamente en la seguridad.

Aprovechamos para solicitar que la comunicación con el órgano regulador, en nuestro caso AESA, tiene que tener canales habilitados con los profesionales, para no caer en las fáciles interpretaciones o conveniencias variadas de las empresas y así poder reforzar la seguridad y llevar al más alto nivel de profesionalización del sector aéreo.

El refuerzo de la seguridad, tanto en los Trabajos Aéreos como en el resto de operaciones, debe ser misión prioritaria para todas las organizaciones y organismos relacionados con un sector tan castigado por la elevada siniestralidad como es el de los helicópteros.

Departamento seguridad SLTA