dreamair

AENA expedientará a los controladores de Canarias que se nieguen a trabajar mañana

Aena tomará las acciones disciplinarias a las que le autoriza la ley contra aquellos controladores que mañana día 21 de octubre amenacen la fluidez del tráfico aéreo en Canarias y se nieguen a trabajar, con la excusa de no haber recibido formación suficiente para operar con las maniobras alternativas diseñadas mientras se sustituye la radioayuda VOR DGV, según informa AENA en un comunicado.

La sanción por falta muy grave puede llegar al despido del trabajador. En contra de lo que viene afirmando el sindicato USCA, todos los controladores del Centro de Control han recibido la formación necesaria para operar con estas nuevas maniobras.

Además, su diseño y aprobación ha seguido las normas nacionales e internacionales y tiene el visto bueno de todas las instancias pertinentes: la Agencia Estatal de Seguridad Aérea ha aprobado el necesario estudio de seguridad presentado por Aena; las maniobras han sido estudiadas en la Ponencia de Navegación Aérea, y han sido aprobadas por el pleno de la Comisión Interministerial de Defensa y Fomento (CIDEFO), organismo donde están representados el Estado Mayor del Aire, la Dirección General de Aviación Civil, la Agencia Estatal de Seguridad Aeronáutica y Aena.

Por último, han sido publicadas el 9 de septiembre, para su entrada en vigor el próximo 21 de octubre, ajustándose al calendario preestablecido y respetado por todo el sector aeronáutico mundial, lo que se conoce como ciclos AIRAC. Aena apela a la responsabilidad de los controladores y advierte de que no tolerará que pongan en riesgo, de manera totalmente injustificada, la continuidad del servicio del transporte aéreo, causando graves perjuicios a los pasajeros y a la economía.

 

Nuevos controladores

En otro orden de cosas, informar que Aena ha finalizado la contratación de los alumnos controladores de Senasa con la incorporación de 12 nuevos alumnos tras finalizar su formación el pasado mes de julio. Estos alumnos-controladores han comenzado a trabajar en las torres de control de los aeropuertos de Gran Canaria, Tenerife Sur, Fuerteventura y La Palma. Con estas 12 últimas contrataciones son ya 46 los alumnos que se han incorporado a sus destinos de los 47 que finalizaron su formación a principios de verano. La plaza vacante responde a una renuncia voluntaria al puesto de trabajo por parte de uno de los alumnos.