dreamair

Representantes de los pilotos europeos apuestan por una reglamentación de fatiga basada en estudios científicos

Durante el día de ayer, se realizó en Bruselas (Bélgica) una reunión entre los representantes de pilotos de todas las compañías aéreas de los 38 países representados por la Asociación Europea de Pilotos, (European Cockpit Association, ECA).

 

Según un comunicado del Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), en dicha reunión recibieron información de las consultas realizadas sobre la futura normativa de limitación de los tiempos de vuelo que está desarrollando la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA).

Los delegados, que son los responsables de negociar con las compañías en representación de los pilotos de cada aerolínea, fueron informados de los requisitos de OACI y de la UE para que la normativa EASA se fundamente en los últimos avances científicos con respecto a la fatiga de pilotos. Se les proporcionó información sobre los progresos de la incorporación a la normativa del informe Moebus, un estudio llevado a cabo por la propia EASA que demuestra que las actuales normas europeas sobre fatiga son inadecuadas.

 

Todos los delegados se comprometieron a apoyar el trabajo de ECA y a llevar a cabo cualquier acción a nivel nacional en la línea de ECA, que se centra en que la normativa europea sobre trabajo y descanso debe reflejar las evidencias científicas publicadas y revisadas por profesionales de la materia.

 

Fatiga y seguridad

«Los pilotos profesionales se toman muy en serio su papel en cuanto a la seguridad; de hecho esto constituye la base de nuestra profesionalidad», aseveró Martin Chalk, presidente de ECA, quien presidió esta reunión. «Resulta fundamental para la seguridad de todos los pasajeros que los pilotos sean capaces de cumplir con su papel de garantes de la seguridad sin los efectos insidiosos de la fatiga».

 

Philip von Schöppenthau, Secretario General de ECA, comentó: «Un trágico accidente que costó la vida a 50 personas en Búfalo, EEUU, fue lo que impulsó a los americanos a modernizar la normativa sobre prevención de fatiga. No permitiremos que la UE pierda esta oportunidad. Europa no debería necesitar de otro accidente antes de que se proteja al usuario de los pilotos fatigados».

 

Edición y foto: José Fernández